14 de Noviembre de 2018

Opinión QRoo

Juventud menospreciada en política

No cabe duda. Los jóvenes son más abiertos al cambio. Hoy son los más luchadores, más activos...

Compartir en Facebook Juventud menospreciada en políticaCompartir en Twiiter Juventud menospreciada en política

No cabe duda. Los jóvenes son más abiertos al cambio. Hoy son los más luchadores, más activos, más expresivos, más participativos, más exigentes y más tolerantes. Sin embargo, existen algunas barreras que impiden su crecimiento personal y profesional.

En el tema político existen muchísimos jóvenes que aun sin la experiencia que se requiere para puestos de primer nivel podrían desempeñar un papel destacable muy por encima de los viejos políticos. En nuestro estado existen muchos jóvenes con ganas de hacer un verdadero cambio, por ejemplo José Antonio Dacak Cámara, Erick Paolo Martínez, Irazú Sarabia May, Ernesto Bermúdez Montúfar, Fernando Zelaya, Martín Muñoz y Raymundo Garduño, entre muchos más que esperan una oportunidad para dar lo mejor de sí.

Sin embargo, existe un legítimo desencanto de una “generación perdida”, altamente informada e interconectada, gracias a las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones, que percibe que el sistema económico y político no sólo se ha olvidado de ella sino que es indiferente a sus angustias y sus sueños. Los jóvenes de hoy tienen tres veces más probabilidad de estar sin empleo que los adultos.

Según la Organización Internacional del Trabajo, el desempleo juvenil ha llegado a niveles epidémicos sobre todo porque cuando la juventud emprende una travesía rumbo a la actividad política en México, se enfrenta con una serie de retos que van más allá de los tiempos y son universales. Hablamos por ejemplo de que el joven comienza a navegar contra corriente, los políticos tradicionales no suelen dar grandes responsabilidades a los jóvenes. Pero hay otros casos excepcionales donde el político rompe esquemas y da responsabilidades de gran peso a la juventud.

Aquel político que confíe en los jóvenes sabrá que el error estará a la orden del día, que la inexperiencia traiciona y que mucha juventud de pronto espanta, pero el político que confíe en la juventud también tendrá a su lado a colaboradores honestos, colaboradores eficaces.

No se necesita ser un viejo astuto y con experiencia para estar en política; se necesita de jóvenes para que sean diputados propietarios y suplentes. Además de ejercer cargos como alcaldes y concejos municipales o en el Gabinete del Gobierno. ¿Se dejarían sobornar o cambiarán de partido político como observamos actualmente? Se dice que los seres humanos que se dedican a la política “entre más viejos más zorros”. Sin embargo, México necesitamos urgentemente una reingeniería en los diferentes partidos políticos; esto ayudará a que las ideas fluyan positivamente. La juventud tiene más creatividad, más energía para inyectarle optimismo a la política.

Todos los gobiernos incorporan programas a favor de la juventud, pero no han sido suficientes, ya que muchos jóvenes al no ver oportunidades emigran. En algunos casos los jóvenes se enfrentan entonces con algo más o menos parecido a una serie de terrenos irregulares repletos de arenas movedizas, serpientes y alimañas. La inexperiencia juega en contra de la juventud, fácilmente aquellos actores políticos que poseen producto de sus años un experimentado y retorcido colmillo, podrían aventajar a los jóvenes.

Nos preparamos para el 2018 elecciones federales. Es meritorio que se tome en consideración a la juventud, ello ayudará a que la opinión pública aprecie su intelecto y las ideas nuevas para cambiar este país que a veces parece que se va al precipicio. Los jóvenes que ya están en el mundo de la política, que son pocos y no importa la ideología, deben de ser ejemplo para la sociedad.

Necesitamos cambios significativos y no promesas en la clase política. Ojalá sea más sangre nueva la que dirija nuestro país. Ya muchos están cansados de lo mismo. Creo que un factor preponderante para el desinterés de algunos jóvenes en política ha sido que las estructuras juveniles partidistas no siempre logran ser atractivas para un joven que se ha mantenido al margen de la política. . Los jóvenes no deben buscar que se les regale algo. Al contrario deben construir las oportunidades para salir adelante por sí mismos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios