Médicos y enfermeras el gran reto del Insabi

La medicina es un arte y a la vez una ciencia. Según las definiciones encontradas la medicina...
|

La medicina es un arte y a la vez una ciencia. Según las definiciones encontradas la medicina es la actividad humana más intensamente moral porque se fundamenta en una devoción plasmada desde hace más de dos mil años en el juramento que todos los médicos hacen al culminar la carrera de medicina, prometiendo una dedicación total a nuestros pacientes y servicio para el bien común de la sociedad.

La medicina es, en esencia, una empresa moral fundamentada en un compromiso de confianza y honestidad. Sin embargo desde hace muchos años muchos médicos han olvidado ese juramento y han visto a la medicina como un negocio; sobre todo en el sector público.

Uno de los grandes retos que tendrá el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) para que pueda funcionar correctamente es cambiar la metodología de trabajo tanto de médicos como de enfermeras, es decir, el desabasto de medicinas dentro de los hospitales y centros de salud a veces no existe como tal o simplemente se da por la sustracción de los insumos.

Es de todos conocidos que por ejemplo en el caso de Quintana Roo muchos de los médicos que están ya sea en el Issste, IMSS u hospitales generales tienen aparte su consultorio privado, enfermeras o enfermeros aplican vacunas y curaciones en sus casas y eso es válido siempre y cuando no sea con materiales tomados de los almacenes y hospitales.

Algunos médicos por ejemplo le dicen al paciente que no hay tal medicamento pero a la misma vez le dicen que en su consultorio particular lo tiene y se lo deja “a buen precio” cuando son medicamentos gratuitos y que algunos, aclaro, no todos sustraen de los hospitales.

Creo que con este cambio en los ejes de salud debe de existir mayor compromiso de parte de los trabajadores de la salud. La medicina mercantilizada trata a las personas como centro de lucro. Nadie puede decir que no necesita de una enfermera o un doctor, todos necesitamos pero también necesitamos que sean comprometidos y que no abonen a que se continúe con la corrupción ya que su profesión tiene característica de humanismo.

Así como los maestros ha puesto su granito de arena para mejorar la educación de nuestro país, también es necesario que los trabajadores de la salud y que son fundamentales para sacar adelante al sector brinden un mejor servicio y sean vigilantes para que la corrupción en la falta de medicamentos no se continúe dando. Otra cosa que debemos de tener en cuenta es que el tercer nivel (Institutos Nacionales de Salud y hospitales federales), que atiende padecimientos de alta complejidad diagnóstica y de tratamiento, por ley, tiene que cobrar cuotas de recuperación; es decir el Insabi y sus centros de salud del país junto con hospitales solo brindaran atención de primer y segundo nivel para que usted amable lector lo tenga en cuenta.

Hay que recordar que el Instituto de Salud para el Bienestar arrancó operaciones el pasado 1 de enero de 2020, tendrá como presupuesto más de 40 mil millones de pesos tan solo para su creación, recurso que se tomará del Fondo Catastrófico. Pero además requerirá de una suma de 271mil millones de recursos federales, aportaciones estatales y programas de atención a la salud para poder atender a más de 53 millones de mexicanos y brindarles medicamentos gratuitos.

El Seguro Popular atiende 249 enfermedades e Insabi prevé incrementar el catálogo para que incluya cánceres para pacientes mayores de 18 años, meningitis, tuberculosis, sífilis, absceso cerebral, hipertensión arterial pulmonar, aneurisma aórtico, fibrosis quística, catarata, fractura de cadera, entre otras.

Los derechohabientes del Seguro Popular pueden acudir a los centros de salud y hospitales como lo hacían anteriormente, ya que la atención se les dará sin costo y sin cambio alguno. En cuanto a afiliados de Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), que quieran recibir atención médica dentro del Insabi y no en su servicio médico sí tendrán que pagar por la atención.