17 de Diciembre de 2018

Opinión QRoo

La apuesta es la seguridad

Entendiendo con toda claridad las principales necesidades a atender en el estado...

Compartir en Facebook La apuesta es la seguridadCompartir en Twiiter La apuesta es la seguridad

Entendiendo con toda claridad las principales necesidades a atender en el estado, Carlos Joaquín González costuró un presupuesto a la medida de los retos que no sufrió grandes modificaciones en el Congreso local y que fue aprobado el pasado viernes, dando prioridad al tema del fortalecimiento a la seguridad y al gasto social para el 2018.

No es para menos. Quintana Roo atravesó por un vendaval de violencia en este 2017 que marcó una cifra récord en homicidios y ejecuciones, a pesar de que en números generales se mantiene lejos de los estados punteros en el semáforo delincuencial.

Pero las cifras y estadísticas nacionales contrastan con la creciente sensación de inseguridad de los ciudadanos quintanarroenses, percepción que no ignora el gobierno estatal y que ha comprometido sus esfuerzos para mejorar el tema de la seguridad pública y el combate a la delincuencia en todos sus frentes.

Las acciones han sido continuas y la mejor muestra de ello es que el pasado viernes, mismo día en que el presupuesto 2018 fue aprobado en la Legislatura, el gobernador inauguró el puesto de mando de la Policía Estatal en Cancún que será el centro neural de la coordinación entre corporaciones en ese polo turístico, y entregó nuevo equipo y armamento a la corporación.

Queda claro que la apuesta es en seguridad, lo que se reflejó en el presupuesto de egresos para el 2018 donde se destinaron poco más de mil 185 millones de pesos para Seguridad Pública, lo que representa un incremento de casi el 25 por ciento en relación al año pasado en el que se asignaron 949 millones a este rubro.

Para complementar la labor policial, también se inyectaron recursos adicionales a la Fiscalía estatal, cuerpo investigador y de procuración de justicia que recibirá 663 millones, más de 100 millones que el año pasado.

La inversión es  notable, pues representa casi el 7 por ciento de los ingresos estatales, porcentaje similar al que destina, por ejemplo, el estado de Yucatán para las tareas de seguridad.

El ajuste a la alza se hizo sin sacrificar el gasto social y sin descuidar rubros prioritarios como salud y educación, que a pesar del esfuerzo presupuestal dirigido al fortalecimiento de la seguridad pública mantuvieron su presupuesto al mismo nivel que el 2017.

A salud se destinaron 3 mil 122 millones de pesos con lo que se podrá reforzar la infraestructura hospitalaria y programas emblemas del gobierno estatal como “Médico en tu casa”, así como la conclusión del Hospital Oncológico de Chetumal, y a educación se asignaron poco más de 8 mil 330 millones, suficientes para atender la siempre creciente demanda de espacios educativos en nuestra dinámica entidad.

A nivel presupuestal se cumplió, pero está por verse que estos recursos se traduzcan en resultados, que a final de cuentas es lo que los ciudadanos queremos y evaluamos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios