15 de Octubre de 2018

Chetumal

La atracción del Payo Obispo Zoo, lucha por sobrevivir en cautiverio

Se considera la vida de los animales como un triunfo de supervivencia que el urbanismo no ha podido limitar.

La vida de los animales corre detrás de barras de metal, redes, cristales y cercas; el instinto los ayuda a sobrevivir. (Harold Alcocer/SIPSE
La vida de los animales corre detrás de barras de metal, redes, cristales y cercas; el instinto los ayuda a sobrevivir. (Harold Alcocer/SIPSE
Compartir en Facebook La atracción del Payo Obispo Zoo, lucha por sobrevivir en cautiverio Compartir en Twiiter La atracción del Payo Obispo Zoo, lucha por sobrevivir en cautiverio

Enrique Mena/SIPSE
CHETUMAL, Q.Roo.- Jaguares, mariposas, guacamayas, un tucán, iguanas, peces, cocodrilos, pavo reales y murciélagos, son parte de la fauna que lucha por sobrevivir en un área de 11 hectáreas, conocida como Payo Obispo Zoo, en plena zona urbana de la capital, en medio del bullicio automotriz, rejas de metal y comida a la carta, que durante años han soportado en la vida en cautiverio.

El director del zoológico, José Daniel Baruch Lucero, considera la vida de estos animales como un verdadero triunfo de supervivencia que el urbanismo no ha podido limitar. Las barras de metal, redes, cristales y cercas, entorno de cautiverio, es el entorno de los 450 ejemplares de animales albergados y diseminados en 11 hectáreas del zoológico Payo Obispo Zoo, en Chetumal.

Aunque el año 2012 representó para la flora y fauna un estatus deplorable en la calidad de vida, de acuerdo con las observaciones que hicieran en su momento la Comisión de Medio Ambiente y Turismo del Ayuntamiento de Othón P. Blanco, el año en curso solventa las necesidades básicas de cuidado y alimentación.

Los gestos que reflejan los animales en sus rostros ya no son los de necesidad de hambre; hoy, se pasean en los espacios destinados para ellos, como el caso de las dos parejas de jaguares (Panthera onca) y jaguares melánicos, felinos más grandes del continente americano; su estanque de agua, por ejemplo, les refresca día a día la temperatura corporal.

El mariposario alberga 150 ejemplares; las áreas de murciélagos, reptiles, peces, pecaríes, tapires, monos, mapaches, ocelotes, jaguares y aves, están limpias. Sobreviven a la fecha 442 plantas de orquídea incluidas en el manual y 125 no incluidas, en total 567 ejemplares. La fauna enlista 81 aves, destaca el tucán, 193 mamíferos, 124 reptiles y 52 de otra especie, 24 ejemplares de venado cola blanca, e incluso, un tapir albino.

Baruch Lucero explica que la meta ha sido salvar y proporcionar condiciones de salud aceptables a los ejemplares, “la misión es mantenerlos vivos”, añade al referir que cada especie ha mostrado intención de aferrarse a la vida, “sólo requieren alimentos y agua para lograrlo”, finaliza.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios