25 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

La CFE va contra robo de energía eléctrica (Gráfico)

La paraestatal detectará las zonas donde los usuarios utilizan “diablitos”.

El robo de electricidad causa pérdidas económicas. (Tomás Álvarez/SIPSE)
El robo de electricidad causa pérdidas económicas. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Compartir en Facebook La CFE va contra robo de energía eléctrica (Gráfico)Compartir en Twiiter La CFE va contra robo de energía eléctrica (Gráfico)

Alejandra Galicia/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Una nueva tecnología traída de Veracruz llamada Aseguramiento de la Medición Georeferenciado (Asemed Geo) llegará en dos meses a Quintana Roo para combatir el robo de consumo eléctrico, que provoca pérdidas en la Península de mil millones de pesos anuales a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Asemed Geo es una plataforma web que sirve para  ubicar puntos geográficos, donde la CFE tiene servicios de consumo eléctrico, este sistema funcionará para detectar anomalías en el funcionamiento del servicio de luz y también para detectar las zonas donde usuarios roban energía a través de la utilización de “diablitos” y otras modalidades, informó el gerente de Distribución de la Península de la CFE, Jorge Humberto Gutiérrez Requejo

Comentó que el robo de luz es detectado por la paraestatal en los estados que conforman la Península: Quintana Roo, Yucatán y Campeche, los cuales tienen un millón 600 mil clientes y facturan ingresos por 13 mil millones de pesos en consumo eléctrico.

El principal problema en la pérdida de ingresos es el robo de luz con la utilización de “diablitos” que se refleja anualmente en mil millones de pesos y afecta además a los medidores porque la CFE debe repararlos.

De acuerdo con el Código Penal Federal, en el artículo 368, de la fracción II, establece que cuando un usuario se apodera del “fluido eléctrico”, es decir, cuando no tiene un contrato de suministro, ni un medidor de luz, recibe sanciones de tres a 10 años de prisión y hasta mil días de multa, es decir, arriba de 66 mil 450 pesos.

Gerardo Castañeda Adame, superintendente de la zona norte de la CFE, comentó que el primer lugar en robos de luz eléctrica en la Península es Mérida, Yucatán, en segundo lugar la ciudad de Cancún y en tercer sitio Campeche. 

En Quintana Roo hay 282 mil clientes de la paraestatal y al menos 10% sustrae consumo eléctrico a través de conexiones en “diablitos”, además  las zonas irregulares reportan mayor utilización de esta técnica. 

“Una población mayor a 20 mil ciudadanos del estado, sobre todo en zonas irregulares como en la salida a Mérida, la zona intercontinental de Isla Mujeres, y Rancho Viejo, roban energía eléctrica”, dijo Castañeda Adame.

En Cancún hay 40 mil habitantes que viven en 80 asentamiento irregulares, distribuidos en la delegación Alfredo V. Bonfil y en la zona intercontinental de Isla Mujeres y Rancho Viejo, contabilizados por la Secretaría de Desarrollo Urbano y de Vivienda (Seduvi). 

El superintendente de la zona norte de la CFE explicó que actualmente los “diablitos” que colocan usuarios de la entidad son detectados por los comités de electrificación de la paraestatal, y es posible identificarlos porque las líneas de los transformadores se saturan y después reportan fallas los ciudadanos que sí tienen contratos con CFE.

La CFE localiza y cita a las personas que utilizan “diablitos” para abastecerse de energía y a través de las autoridades municipales inicia el proceso para electrificar la zona en aproximadamente dos meses.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios