12 de Diciembre de 2018

¿Ya viste la chica danesa? ¿Qué opinas del filme?

La película narra la historia de la primera persona que se sometió a la cirugía de cambio de sexo.

El filme es una novela de ficción, no biografía. (Contexto/Internet)
El filme es una novela de ficción, no biografía. (Contexto/Internet)
Compartir en Facebook ¿Ya viste la chica danesa? ¿Qué opinas del filme?Compartir en Twiiter ¿Ya viste la chica danesa? ¿Qué opinas del filme?

Por Rafael R. Deustúa

La sociedad del siglo XXI, en su mayoría, aún no sabe tratar a las personas transgénero. Hay tanto prejuicios como ignorancia al respecto, otros no los rechazan pero no saben cómo tratarlos, tal pareciera que perdieron su estatus de persona. “La chica danesa”, que narra la historia de la primer persona que se sometió a la cirugía de cambio de sexo, no resuelve ninguna de esas cuestiones.

Einar y Gerda Wegener son un matrimonio de pintores daneses en los años veinte, una pareja liberal según los estándares de entonces. Un día él sustituye a la modelo en turno de ella, pero vestirse de mujer le excita e inician un peculiar juego sexual que trastoca su relación, hasta que Einar se asume como una mujer atrapada en el cuerpo de un hombre; travesía en la que Gerda le apoyará.

Presentar en la pantalla un tema tan fuerte es muy complejo, no es justo que se simplifique, pero tampoco puede pretenderse explicarlo en su totalidad. Desconozco la novela de David Ebershoff, en la que se basa, pero el libreto de Lucinda Coxon se queda corto precisamente por simplificar las cosas, por no explicar más a sus personajes.

Puede que la confusión venga de la dirección de Tom Hooper, quien permite que los actores, Eddie Redmayne y Alicia Vikander, se luzcan pero pierde el control de la narrativa. A ratos la acción recae sobre Redmayne, pero como su transformación es tan imparable y pasiva, Vikander se convierte en la protagonista, enfrentando con su marido lo que le ocurre pero, a diferencia de él, de ella desconocemos sus motivos; exponerlos habría enriquecido al personaje.

Puede que ese vacío se origine en que la novela es ficción, no biografía. La historia general es la misma pero en la vida real se sospecha que ambos eran homosexuales y se casaron para evitar el rechazo social. También Einar/Lily se opera en 1930, con 47 años de edad, pero en el filme ocurre todo siendo mucho más joven.

Apoyando a Hooper tenemos a Danny Cohen con una impecable fotografía llena de color, texturas y jugando mucho con los enfoques para dar una rica tridimensionalidad (sin ser 3D) a la película. Una excelente dirección de arte ayuda a redondear los aspectos visuales del filme, lo cual, sumado a las actuaciones, justifican verlo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios