23 de Octubre de 2018

Chetumal

La inoperancia del sistema de riego pone en peligro el cultivo de caña

El 30% de los sistemas de riego de la región, se encuentran inutilizados a consecuencia del robo de cobre.

Alrededor de cinco mil hectáreas no pueden encender el sistema de riego porque han sido desmanteladas. (Edgardo Rodríguez/SIPSE)
Alrededor de cinco mil hectáreas no pueden encender el sistema de riego porque han sido desmanteladas. (Edgardo Rodríguez/SIPSE)
Compartir en Facebook La inoperancia del sistema de riego pone en peligro el cultivo de cañaCompartir en Twiiter La inoperancia del sistema de riego pone en peligro el cultivo de caña

Edgardo Rodríguez/SIPSE
RÍO HONDO, Q. Roo.- Productores de caña de la ribera del río Hondo prevén afectaciones durante los meses de abril y mayo debido a que se esperan altas temperaturas durante ambos meses y alrededor del 30% de los sistemas de riego de la región se encuentran inutilizados a consecuencia del robo de cobre.

Gabriel Rivas Canul, presidente de la Asociación de Productores Cañeros A.C., mencionó que el principal problema que enfrentarán los cañicultores será la falta de agua dado que alrededor de cinco mil hectáreas no pueden encender el sistema de riego por que han sido desmanteladas, lo que podría generar una baja en el azúcar.

Detalló que a pesar de que se cuenta con una superficie de riego superior a las 15 mil hectáreas, el 30% se encuentran inoperantes dado que el robo de cobre ha ocasionado que estas no tengan energía eléctrica o no cuenten con los aditamentos para funcionar, por lo que durante la temporada de estiaje que prácticamente ha iniciado con el mes de marzo, los cañeros no tendrían como hidratar sus plantas. 

Robo de cobre

“Para esta temporada de sequía esperamos tener afectaciones de aproximadamente el 30% debido a que según los pronósticos se tendrán muy altas temperaturas, lo que podría impactar al cultivo de la vara dulce, sobre todo en las zonas que no cuentan con riego o que lo tiene pero no funciona debido a que han sido desmanteladas por los ladrones de cobre o por falta de interés de los productores” afirmó el líder cañero.

Aunado a ello, dijo que las temperaturas podrían ocasionar un incremento en la población del picudo negro, insecto que es considerada una plaga en la zona cañera de Quintana Roo y que hasta el momento ha dañado alrededor de tres mil hectáreas del cultivo, por lo que las organizaciones de la vara dulce y el ingenio ya se preparan con trampeos para hacerle frente al insecto. 

Por último dijo que durante los siguientes tres meses se mantendrán vigiladas las quemas de caña de azúcar a fin de evitar algún incendio en la ribera del río Hondo, pues la mayoría de los ejidos cuentan con cañales y zonas forestales. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios