19 de Diciembre de 2018

Opinión QRoo

La gran e…lección

Para el 2018 se renovarán en Quintana Roo las 11 presidencias municipales y el Congreso del Estado, en una elección que podría ser inédita en varios aspectos...

Compartir en Facebook La gran e…lecciónCompartir en Twiiter La gran e…lección

Para el 2018 se renovarán en Quintana Roo las 11 presidencias municipales y el Congreso del Estado, en una elección que podría ser inédita en varios aspectos.

Por ejemplo, es posible la reelección en el caso de los ayuntamientos; los candidatos del PAN y del PRD apuestan a cobijarse en la figura política de Carlos Joaquín y los priistas reciclados en morenistas, pretenden que los quintanarroenses nos olvidemos de su reciente pasado ligado a la corrupción y el oportunismo.

En primer lugar, cabe la posibilidad de que los actuales presidentes municipales de Benito Juárez, Othón P. Blanco, Tulum, Isla Mujeres, José María Morelos y Lázaro Cárdenas repitan en el cargo, como consecuencia de un trabajo que si no alcanza el nivel de extraordinario, puede considerarse que han cumplido a secas.

Sobre los demás presidentes municipales, de Solidaridad, Felipe Carrillo Puerto, Bacalar, Tulum y Cozumel, pensamos que se han desgastado más de la cuenta ante los diversos conflictos, muchos de ellos heredados de las pasadas administraciones, pero que no han podido resolver ni han tenido la voluntad de hacerlo.

Caso aparte es el de la presidenta municipal de Cozumel, a la que se le acumulan los malos manejos administrativos, su distanciamiento del Gobernador, la manera soberbia, prepotente y autoritaria como trata a su Cabildo y al rechazo social que nunca antes se había visto en la isla de las golondrinas.

Perla Tun Pech ha cavado su tumba política desde hace muchos meses, su inexperiencia como servidora pública se hizo evidente desde su alejamiento de los medios de comunicación, a los que acusó de corromperse en las administraciones municipales que la antecedieron.

Su carácter irascible ha provocado que casi ningún funcionario de los que iniciaron su aventura con ella permanezca en sus cargos; la manera soez de tratarlos es un aspecto a destacar que la pinta de cuerpo entero. Es imposible que escuche argumentos, su palabra es la única que sirve y todos los demás sólo deben llevarle la corriente so pena de ser despedidos.

Obvio que buscará reelegirse, pero ningún partido dilapidará su fuerza política en apoyar a un personaje repudiado por todo mundo, que no entendió que el cargo tiene fecha de caducidad y que lo mejor hubiera sido gobernar con inteligencia y astucia, no con soberbia e intolerancia.

Sobre los presidentes municipales de Bacalar, Solidaridad, Felipe Carrillo Puerto y Tulum, la opinión de sus gobernados no es la mejor, atendiendo al hecho de que han dejado crecer algunos problemas sin externar un verdadero interés en resolverlos.

Así las cosas, el próximo 2018 se vislumbra como un año interesante entre políticos que se creen muy populares, otros saltimbanquis que apelan a la desmemoria del pueblo y unos más que piensan que la figura del gobernador los cobijará siempre, a pesar de los desaciertos que cometen al amparo del poder, como es el caso de los diputados del PRD y del PAN.

 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios