19 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

La historia de Mauro Barea, escritor 100% cancunense

Diez años tuvo que esperar para publicar su primera novela; el huracán Gilberto lo movió a iniciar su carrera literaria.

Mauro Barea, escritor autodidacta de 31 años de edad. (Internet)
Mauro Barea, escritor autodidacta de 31 años de edad. (Internet)
Compartir en Facebook La historia de Mauro Barea, escritor 100% cancunenseCompartir en Twiiter La historia de Mauro Barea, escritor 100% cancunense

Licety Díaz/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Un largo tiempo pasó de bregar y tocar puertas en editoriales. Al escritor Mauro Barea, quien dice con orgullo ser un cancunense al 100 por ciento, le volcaron el cielo y tocó una estrella. Fueron 10 años los que tuvo que esperar para publicar su primera novela, algo por lo cual aún no lo cree y se siente “como flotar en el aire”.

“Mi pasión por las letras es desde niño”, comentó Mauro Barea, recuerda que le fascinaban las historias de aventuras que leía, eso lo entusiasmaba y entonces versionaba las historias, el grado de imaginación luego de un tiempo lo empezó a plasmar a golpe de tinta y papel. Cuando cursaba el sexto grado, Novedades de Quintana Roo publicó una de sus cartas en una sección infantil. En ese texto, hablaba del estado, y esa fue la primera chispa con la cual sintió que valía la pena continuar escribiendo.

Mauro confiesa que todo empezó como pasatiempo: llega el huracán Gilberto a Cancún, algo que dejó marcado a todos los que vivieron la experiencia. 

Él tenía 14 años cuando inició una “cruzada” de investigación sobre el tema con sus padres, amigos de su secundaria -la Federal 6-, conocidos y vecinos. Con esa información comenzó a realizar un diario de vivencias de la gente sobre el paso del huracán. 

En ese entonces iba a concursos de ortografía y de español, los cuales mantiene frescos en su memoria, además de que se dedicaba a estudiar la historia de Quintana Roo.

Tardó dos años en concluirlo el diario, inmerso en conseguir los registros de huracanes de mayor impacto en el Caribe Mexicano, gráficas y todo lo relacionado con el tema. Cuenta que el diario lo fue haciendo en muchas capas, juntó además vivencias personales y personajes ficticios.

Este escritor autodidacta que ahora cuenta con 31 años de edad, comenta que agradece mucho al profesor que tuvo en secundaria, don Antonio Albornoz, quien le aportó en la técnica y la redacción, baluartes con lo que fue moldeando su gusto por el arte de la escritura. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios