17 de Julio de 2018

Quintana Roo

Unidad judicial libra dura batalla

Algunos de los expedientes se reactivan y otros se mandan al archivo muerto.

En los primeros seis meses se tiene registrado un total de 24 homicidios dolosos. (Archivo/SIPSE)
En los primeros seis meses se tiene registrado un total de 24 homicidios dolosos. (Archivo/SIPSE)
Compartir en Facebook Unidad judicial libra dura batallaCompartir en Twiiter Unidad judicial libra dura batalla

Eric Galindo/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La Unidad de Rezago es el dolor de cabeza de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), en esta oficina albergan cerca de 30 mil expedientes que quedaron archivados, sin investigar, inconclusos, olvidados por los agraviados. Una causa por el cual es vasto el rezago es porque no existe un tiempo determinado para que una averiguación previa sea consignada a algún Juzgado Penal, entre otros factores.

Los expedientes que tiene dicha unidad datan desde el 2003, el rezago ha sido heredado en cada administración. Actualmente por esta oficina han pasado cinco titulares. Actualmente se encuentra como encargada del área, Josefa Morales Calva.

La oficina de rezago se localiza en el primer pasillo a la derecha en la primera puerta de la Subprocuraduría de Justicia de la zona norte y tiene siete personas, entre agentes del Ministerio Público del Fuero Común (MPFC) y oficiales secretarios, que sacan entre 50 y 60 expedientes al mes: algunos los reactivan y otros los mandan al archivo muerto.

Las fases de una averiguación previa

Una averiguación previa consta de cuatro fases, la primera es la denuncia o querella que levanta la víctima u ofendido, la segunda es cuando el Ministerio Público del Fuero Común (MPFC) gira un oficio de investigación a la Policía Judicial del Estado (PJE), tercera son las pruebas periciales que se solicitan a la dirección de Servicios Periciales de acuerdo al caso que corresponda y las declaraciones de testigos, para robustecer el expediente.

Los expedientes más difíciles

En los delitos de querella son los más rápidos cuando de integración de un expediente se trata. En estos casos, el inculpado tiene que reparar el daño, garantizar las  sanciones pecunarias y la no sustracción de la justicia, para que pueda obtener su libertad bajo caución, explicó un funcionario de la dependencia que pidió guardar el anonimato. Los expedientes más difíciles para su integración son los homicidios , según la fuente.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios