24 de Septiembre de 2018

Riviera Maya

La zona arqueológica Xcalacoco, en el olvido

El lugar permanece entre la maleza, sin un camino de acceso señalizado y sin fecha para su rescate.

El camino para llegar a la zona arqueológica Xcalacoco está dotado únicamente de este dibujo que indica hacia dónde caminar para llegar.  (María Mauricio/SIPSE)
El camino para llegar a la zona arqueológica Xcalacoco está dotado únicamente de este dibujo que indica hacia dónde caminar para llegar. (María Mauricio/SIPSE)
Compartir en Facebook La zona arqueológica Xcalacoco, en el olvidoCompartir en Twiiter La zona arqueológica Xcalacoco, en el olvido

Octavio Martínez/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.-  Los días de esplendor que tuvo el puerto que se construyó en la zona denominada Xcalacoco —en algún momento del período denominado Posclásico Tardío, de 1200 a 1521 d.C.—,  se encuentran lejanos no sólo en el tiempo. Dos edificios que fueron hechos por los mayas, mucho antes de la llegada de los españoles, luchan por sobrevivir entre la maleza y el olvido; mientras tanto no hay autoridad que los muestre al público y limpie las estructuras, pese a que se ha anunciado su rescate.

Ubicada a aproximadamente 12 kilómetros al norte de Playa del Carmen, Xcalacoco (cocos gemelos en maya), se yergue con dos edificios que en su momento formaron parte del puerto que en ese sitio se desarrolló y que, de acuerdo con el cronista de la ciudad, Raymundo Tineo Celaya, pudo ser parte del mismo que se levantó en Playa del Carmen, el cual se denominó Xaman-Há.

Llegar al lugar donde se encuentran ambos edificios no es tarea fácil, ya que no existen señalamientos que logren indicar el camino a seguir, tan sólo unos escuetos dibujos en forma de una pirámide que se encuentran diseminados sobre la pared de una construcción cercana a la playa y luego por una malla, con la que se delimita el hotel Azul Fives 

Al final, una vereda que apenas se abre paso entre la maleza es la única vía para llegar.

Ni prestadores de servicios turísticos, ni bañistas de la zona, tenían conocimiento que en Xcalacoco hay una zona arqueológica y mucho menos sabían cómo llegar.

Intentos de urbanización

La restauración de dicho conjunto data de la época de la administración de Román Quian Alcocer (2008-2011), cuando se inició el asfaltado del camino hacía ese lugar. Fue también en 2010 cuando en la 61 sesión ordinaria de Cabildo, se donó el predio El Limonar, el cual sirvió para dotar de un acceso público a la playa que hay en Xcalacoco.

En 2009 el arqueólogo Luis Carrillo Minaburo manifestó su preocupación por que el sitio no contaba  con protección, estaba a expensas del vandalismo y a los deterioros,  por lo que aseguró que iría por el rescate de este lugar que forma parte del acervo cultural de la nación.

Según información de Comunicación Social de aquella administración, el presidente municipal Román Quian Alcocer y Carrillo Minaburo recorrieron el sitio, en el cual ya se habían realizado los trabajos de desmonte, restauración de los edificios y limpieza del lugar, luego de la iniciativa del ciudadano.

Dichos trabajos, en su momento, se ejecutaron gracias al interés del arqueólogo, quien solicitó al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) que autorizara estas acciones mediante el Programa de Empleo Temporal, que salió el 11 de marzo de ese año para procesos de investigación de áreas arqueológicas de la región.

Proceso ante el INAH

De acuerdo con una  respuesta de la solicitud realizada a la Unidad de Vinculación para la Transparencia y Acceso a la Información Pública, realizada en 2008, el lugar se encuentra inscrito en el Registro Público de Monumentos y Zonas Arqueológicas del INAH.

La zona arqueológica, según cuidadores de terrenos aledaños, permaneció limpia algunos meses luego de la intervención promovida por el especialista. Después,  el olvido llegó pronto y la hierba no paró de crecer.

En marzo pasado, la delegada del INAH en el estado, Adriana Velázquez Morlet , anunció que existía un presupuesto de 250 mil pesos para iniciar la restauración de tres zonas arqueológicas que hay en el municipio: las ubicadas en Playacar, la Quinta Avenida y por último, Xcalacoco.

En aquella ocasión la funcionaria indicó que los trabajos se iniciarían en tres meses o a más tardar para junio; pero el tiempo pasó y la restauración de la cual se habló, al menos en el caso de los vestigios de Xcalacoco, no se hizo.

Se buscó vía telefónica a Velásquez Morlet, quien tiene su sede en Chetumal, para saber al respecto del tema, sin embargo no se pudo contactar a la servidora pública.

Florentino Cotes, un velador que lleva seis años trabajando en un terreno que se encuentra a un lado del acceso a la zona arqueológica, menciona que hace como dos años llegaron trabajadores, al parecer arqueólogos, a limpiar las ruinas, “las cuales permanecieron algunos meses libres de maleza, pero luego se volvió a enmontar”.

Sin nadie que las visite, ni mucho menos que las restauren, uno de los vestigios mayas más importantes de Solidaridad continúa en el anonimato y de modo taciturno en medio de la selva.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios