12 de Diciembre de 2017

Chetumal

Estudian la laguna para que ‘no se convierta en un charco’

Los prestadores de servicios acuáticos cooperan con biólogos para mantener los colores de este cuerpo de agua.

Un grupo de biólogos estudian el estado en el que se encuentra la Laguna de los Siete Colores. (Javier Ortiz/SIPSE)
Un grupo de biólogos estudian el estado en el que se encuentra la Laguna de los Siete Colores. (Javier Ortiz/SIPSE)
Compartir en Facebook Estudian la laguna para que ‘no se convierta en un charco’Compartir en Twiiter Estudian la laguna para que ‘no se convierta en un charco’

Javier Ortiz/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- Un grupo de biólogos de la Universidad de Quintana Roo, campus Cozumel realizan una serie de estudios en la Laguna de los Siete Colores para determinar la carga que está en condiciones de soportar, a fin de emitir recomendaciones a las autoridades correspondientes para evitar su sobreexplotación. 

Edwin Cano Álvarez, presidente de la Asociación de Prestadores de Servicios Náuticos de Bacalar, dio a conocer que ellos como prestadores de servicios turísticos fungen como “ojos y oídos” en el cuidado y preservación de la laguna, ya que es su fuente de subsistencia, por lo que han accedido a colaborar gustosos con este proyecto.

También te puede interesar: Cierran la 'ventana' con vista a Laguna de Bacalar 

Dijo que les han encomendado la tarea de llevar a cabo un censo de los muelles que existen en el interior del cuerpo lagunar, de los cuales hasta ahora llevan contabilizados 400 de material y madera.

También contarán la cantidad de embarcaciones que utilizan las aguas de la laguna para navegar, cuya cantidad está por definirse con exactitud, pues sólo llevan el registro de 45 lanchas que son las que forman parte de las distintas cooperativas regularizadas, pero a ellas hay que sumarles veleros, kayaks, motos sky, entre otros vehículos.

Resaltó la importancia de la labor que lleva este grupo de profesionistas preocupados por el ecosistema del cuerpo lagunar, “es una preocupación que compartimos no sólo los prestadores de servicios turísticos, sino todos los bacalarenses en general que deseamos que Bacalar no vaya a perder la tonalidad de sus colores y nuestra laguna de convierta en un charco”, dijo.

Acciones para el cuidado de la laguna

Aseguró que por parte de los lancheros de Bacalar que conforman esa asociación, han cambiado la mayoría sus motores a ecológicos; sin embargo, consideró que la proliferación de embarcaciones puede dejar sin efecto el esfuerzo que ellos realizan, por el crecimiento desordenado que se presenta.

Estudios que han realizado investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), han determinado la fragilidad del sistema lagunar y el peligro de extinción que presentan algunas especies como el caracol chivita y el gavilán caracolero, ambos de la misma cadena alimenticia, por citar algunos ejemplos, además del daño que están sufriendo los estromatolitos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios