25 de Septiembre de 2018

Chetumal

“Las mujeres deben ser preparadas para casarse y no para estudiar”

El panorama de arraigo de niñas en el hogar se mantiene en siete comunidades rurales de Q. Roo.

Cabe mencionar que el año pasado hubo más de 700 embarazos en menores de 18 años. (Gerardo Amaro/SIPSE)
Cabe mencionar que el año pasado hubo más de 700 embarazos en menores de 18 años. (Gerardo Amaro/SIPSE)
Compartir en Facebook “Las mujeres deben ser preparadas para casarse y no para estudiar”Compartir en Twiiter “Las mujeres deben ser preparadas para casarse y no para estudiar”

Paloma Wong/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Las condiciones sociales para las mujeres en las comunidades rurales han tenido un cambio, pues una de cada 10 menores de edad aún es obligada por sus padres a dedicarse al hogar y no a estudiar.

Remedios Pantoja Córdova, directora del Sistema Municipal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en Othón P. Blanco, dio a conocer que en los últimos años las condiciones sociales de las mujeres a corta edad del campo han cambiado, ante los llamados de atención que han realizado las diferentes agrupaciones y dependencias.

Explicó que ahora son pocas las menores de edad que se quedan en el hogar para aprender las labores, pues el resto acude a la escuela para mejorar su condición.

“Aun hay un ambiente de familias muy cerradas, donde su mentalidad consiste en que las mujeres deben ser preparadas para casarse y no para estudiar. Las niñas que alguna manera van a la escuela es un acto de rebeldía para los padres”, comentó.

También te puede interesar: Quieren erradicar la violencia de género entre jóvenes estudiantes

Arraigo en el hogar 

El panorama de arraigo de niñas en el hogar se mantiene en al menos en siete comunidades rurales, principalmente de la Zona Limítrofe, porque está más alejada de la actividad urbana.

 "Las niñas que alguna manera van a la escuela es un acto de rebeldía para los padres”.

Sin embargo, esta condición de “rebeldía” entre las menores de la zona rural en algunas ocasiones concluye en embarazos a temprana edad, pues la autoridad municipal considera que por cada tres menores embarazadas en la ciudad, hay una en los poblados.

“En la zona de Nuevo Becar, más al fondo de la zona limítrofe en la comunidad de Dos Lagunas, Tambores de Emiliano y otras más es de esa parte donde aún vemos que una se queda en el hogar y las otras salen a estudiar”, puntualizó.

Cabe mencionar que el año pasado hubo más de 700 embarazos en menores de 18 años y 11 meses de edad, de los más de tres mil eventos obstétricos que tuvo el nosocomio. El 60% de las adolescentes en gestación proviene de las comunidades rurales, pero se desconoce si viven en unión libre o son madres solteras.            

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios