21 de Octubre de 2018

riviera-maya

Nubes y humedad, ¡clima ideal para las lavanderías!

Los negocios de lavado de ropa aprovechan que la mayoría de las personas no tiene secadora en casa.

La temporada de lluvias y poco sol es la más esperada por las lavanderías. (Yesenia Barradas/SIPSE)
La temporada de lluvias y poco sol es la más esperada por las lavanderías. (Yesenia Barradas/SIPSE)
Compartir en Facebook Nubes y humedad, ¡clima ideal para las lavanderías!Compartir en Twiiter Nubes y humedad, ¡clima ideal para las lavanderías!

Yesenia Barradas/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- El temporal es benévolo para las lavanderías de la ciudad, que han duplicado sus servicios como consecuencia de las torrenciales lluvias. La onda tropical número 43 levantó las expectativas, pues a partir de ahora y hasta diciembre, propietarios y empleados de lavanderías consideran que comienza ‘su temporada alta’ durante el año.

“La mayoría de la gente tiene lavadora pero considero que el 90% no tiene secadora debido a que Playa del Carmen es un destino de sol y playa y la mayor parte del tiempo no necesitan secadora, entonces se confían”, explicó Génesis Flores, mientras dobla la ropa.

Para Rosa Isela Campos y Zenaida Hernández, el trabajo se intensifica en esta temporada, principalmente por la ropa escolar de los pequeños y el uniforme de los trabajadores del sector turístico.

También te puede interesar: Panaderías venden todo ‘como pan caliente’ por las lluvias

“Los uniformes son lo principal que traen a lavar, aunque también ropa cotidiana, así como suéteres y prendas de frío que sacan durante esta temporada y nos traen mucha  ropa de niños”, indicó. 

“A diferencia de otros changarros que pierden ganancias con las lluvias, para las lavanderías es una excelente temporada"

En este tenor, Génesis Flores explicó que “a diferencia de otros changarros que pierden ganancias con las lluvias, para las lavanderías es una excelente temporada, sobre todo porque la gente no puede colgar su ropa a la intemperie debido a que no se seca”, indicó.

En tanto, los clientes aprovechan para hacer turnos para el pesaje de su ropa,  mientras que otros reciben sus prendas limpias con el pago de 12 a 15 pesos el kilo.

“Otra de las ventajas de mandar su ropa a la lavandería es que la gente ya no se complica con lavar, secar y doblar, aquí ya entregamos todo listo”, expresó.

En tanto, las trabajadoras coincidieron en señalar que la demanda en las lavanderías es parte de la evolución social, pues cada vez hay más personas que optan por pagar por este servicio e invertir su tiempo en el ámbito laboral para obtener más recursos económicos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios