14 de Diciembre de 2017

Quintana Roo

¿Secuestro o intervención?

Ayer, se activó el código rojo, en el número de emergencias como privación ilegal de la libertad.

Los presuntos secuestradores, aseguran ser integrantes de un "centro de rehabilitación" a donde llevaban al jóven. (Foto: Redacción/SIPSE)
Los presuntos secuestradores, aseguran ser integrantes de un "centro de rehabilitación" a donde llevaban al jóven. (Foto: Redacción/SIPSE)
Compartir en Facebook ¿Secuestro o intervención?Compartir en Twiiter ¿Secuestro o intervención?

Redacción/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Un supuesto secuestro generó la movilización de policías municipales y ministeriales que lograron capturar a cuatro sujetos y al plagiado a quien golpearon "salvajemente" de acuerdo con la versión de los vecinos de la calle Chilpancingo, en Calderitas; pero, los detenidos señalaron que llevaban a rehabilitación al sujeto, en contra de su voluntad, ya que es adicto a las drogas.

A las 10:50 de la mañana de ayer, se activó el código rojo, ante el reporte al número de emergencias de la privación ilegal de la libertad de una persona en Calderitas.

También te puede interesar: Piden secuestradores más de 200 mil dólares por 31 cubanos

Las autoridades arribaron al lugar cuando apenas habían recorrido dos cuadras del lugar donde presuntamente se perpetró el secuestro de una persona, los sujetos iban a bordo de un auto Dodge Avenger negro, polarizado con placas de Yucatán.

Los testigos aseguran que los individuos no acataron las órdenes de la policía para salir del vehículo por lo cual, estos último estuvieron a punto de abrir fuego, en contra del vehículo y los sospechosos.

Sin embargo, los presuntos secuestradores, aseguran ser integrantes de un "centro de rehabilitación" a donde llevaban al jóven, en contra de su voluntad, por ser presuntamente adicto a las drogas, aunque acudieron por él a petición de su padre, afirmando que hace unos días escapó del centro de rehabilitación donde se encontraba.

Los sujetos fueron llevados al juez calificador pero al no haberse constituido la comisión de un delito, fueron dejados en libertad, aunque los vecinos que presenciaron el acto, aseguraron que fue golpeado brutalmente.

“Lalo tenía su ropa puesta y lo dejaron solo en bóxer, uno de ellos le apretó sus partes privadas para obligarlo a subir al vehículo, otro le enterraba la gorra en el cuello, y los demás lo golpeaban, un amigo de el presunto secuestrado fue quien pidió el apoyo al escuchar sus gritos”, dijo una vecina.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios