05 de Diciembre de 2019

Cancún

Ley contra bolsas de plástico en Cancún deja sin dinero a los abuelitos empacadores

Los adultos mayores revelaron que los clientes los maltratan por no ofrecerles envoltorios.

En Benito Juárez trabajan seis mil 800 adultos mayores, de acuerdo con el IMSS. (Paola Chiomante/SIPSE)
En Benito Juárez trabajan seis mil 800 adultos mayores, de acuerdo con el IMSS. (Paola Chiomante/SIPSE)
Compartir en Facebook Ley contra bolsas de plástico en Cancún deja sin dinero a los abuelitos empacadoresCompartir en Twiiter Ley contra bolsas de plástico en Cancún deja sin dinero a los abuelitos empacadores

Enrique Huerta/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Las personas de la tercera edad del municipio de Benito Juárez que se ganan la vida empacando productos en los supermercados, han perdido al menos el 50 por ciento de sus ingresos con la entrada en vigor de la ley antiplásticos.

De acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en el municipio laboran seis mil 800 adultos mayores, aunque las estimaciones señalan que de manera informal trabajan de empacadores más de mil 900 en los supermercados.

La regidora que preside la Comisión de Trabajo y Previsión Social, indicó que ha recibido alrededor de 30 ancianos quienes se quejan porque los supermercados han dejado de dar bolsas de plástico, en lugar de sustituirlas, como indica esta norma, lo que ha reducido el dinero que perciben.

Los datos señalan que los ancianos que fungen como “empacadores voluntarios”, ganaban antes entre 400 y 500 pesos diarios, pero con este reglamento su ingreso se redujo a la mitad.

A la baja de los ingresos, se suman los maltratos que los compradores hacen a las personas de la tercera edad por la política adoptada por las empresas a raíz de la prohibición de bolsas de plásticos.

Otro problema es que a partir de la entrada en vigor de la norma, los supermercados no están abriendo todas las cajas, por lo que algunos de los “empacadores voluntarios” trabajan mientras los demás están sentados, esperando su turno.

Algunos de los ancianos relataron que hay clientes que llevan sus propias bolsas o mochilas y acomodan por propia mano sus productos, por lo que no ven la necesidad de pagar por el servicio que ofrecen.

En otros casos, los clientes que no cuentan con bolsas o mochilas, hacen compras pequeñas y prefieren llevar los productos en las manos.

Ante esa situación, la regidora de Benito Juárez dijo que se buscará realizar un convenio con los supermercados para establecer lineamientos en el trato de estas personas que no tienen otra fuente de empleo y que aguantan abusos laborales, como realizar tareas que no les competen.

También pedirán que estas tiendas no cancelen por completo la entrega de bolsas, sino que las sustituyan por otras elaboradas con material biodegradable.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name