13 de Diciembre de 2018

Una noche para sobrevivir a Liam Neeson

Los productores de 'Una noche para sobrevivir' pensaron que con tener a Neeson podían repetir el éxito de 'Búsqueda implacable'.

A 'Una noche para sobrevivir' le falta el ingrediente que sí tuvo 'Búsqueda implacable': el director Luc Besson. (Contexto/Internet)
A 'Una noche para sobrevivir' le falta el ingrediente que sí tuvo 'Búsqueda implacable': el director Luc Besson. (Contexto/Internet)
Compartir en Facebook Una noche para sobrevivir a Liam NeesonCompartir en Twiiter Una noche para sobrevivir a Liam Neeson

Por Rafael R. Deustúa

En redes sociales hay un meme donde se ve a Liam Neeson peleando y el texto dice: “entrené jedis, entrené a Batman, fui Zeus... ¿Y aun así crees que secuestrar a mi familia es una buena idea?” Se refiere a la trilogía de “Búsqueda Implacable”, que triunfó gracias a la capacidad de Luc Besson para dar carisma a lo imposible. Los productores de “Una noche para sobrevivir” pensaron que con tener a Neeson podían hacer lo mismo, pero les faltó Besson.

Jimmy Conlon (Neeson) ahoga en alcohol los fantasmas de todas las personas que mató bajo las órdenes del mafioso Shawn Maguire, su mejor amigo. Por una vida de matón renunció a todo, incluso a su familia, que ahora lo desprecia, en particular su hijo, Michael. Pero cuando mata al hijo de Shawn para evitar que éste asesine a Michael nadie tiene el sentido común de ignorar el hecho, toda la mafia trata de matar a su familia.

Repiten la fórmula de ‘molestar al hombre equivocado’

Jaume Collet-Serra, director de ésta cinta, tiene historial con Neeson gracias a “Sin Identidad” y “Non-Stop: Sin Escalas”, pero ésta ocasión abusaron de la fórmula de “molestar-al-hombre-equivocado”. El argumento parecía bueno, pues inician dando una base dramática aprovechando los talentos de Neeson y Ed Harris (Maguire) lo que lleva a esperar una original combinación de drama y acción... pero pronto es evidente que es la misma fórmula y se pierde el interés.

La narrativa inicia con un buen ritmo y tiene unos cambios de escena muy interesantes, pero parece que Collet-Serra no se dio cuenta que su libreto era predecible y alarga la escenas finales para acentuar -según él- el drama y el suspenso, creando aburrimiento en su lugar. Al menos, en medio de la cinta, crea algunas buenas escenas.

Visualmente la película es dominada por la fotografía, a cargo de Martin Ruhe y una buena ambientación en las calles neoyorquinas. Esos escenarios roban cámara en algunos momentos y la cinematografía cumple reflejando la sordidez de la vida de Conlon, del medio mafioso, muy bien logradas.

En actuaciones Neeson y Harris empiezan muy bien pero caen en una autoparodia, el primero como máquina de matar y el segundo como el cerebro en una sala de control; no les dan oportunidad de hacer mucho. Boyd Holbrook hace un buen rol como el “hijo descarriado” y Joel Kinnaman falla pues le dan una imagen de criminal cuando se supone que no lo es. Vincent D'Onofrio hace su rol de “La Ley y el Orden”.

“Una noche para sobrevivir” no brinda ninguna novedad por la que amerite verla.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios