24 de Septiembre de 2018

Chetumal

Pasa la prueba drenaje de la ribera del Río Hondo

Los más de 70 kilómetros restaurados del desagüe agrícola funcionaron de tal manera que no se originaron encharcamientos.

Con estos trabajos se prevé que la afectación que provocan las lluvias se reduzca en más de un 75%. (Edgardo Rodríguez/SIPSE)
Con estos trabajos se prevé que la afectación que provocan las lluvias se reduzca en más de un 75%. (Edgardo Rodríguez/SIPSE)
Compartir en Facebook Pasa la prueba drenaje de la ribera del Río Hondo Compartir en Twiiter Pasa la prueba drenaje de la ribera del Río Hondo

Edgardo Rodríguez/SIPSE
CHETUMAL, Q.Roo.- Los más de 70 kilómetros de drenajes parcelarios que se han restaurado en la ribera del Río Hondo pasaron la prueba con las lluvias que se han dejado sentir en la región, puesto que no ha habido encharcamientos de agua en las parcelas a pesar de que las lluvias no han parado en las últimas 48 horas.

Uno de los ejidos que históricamente había sufrido en cada temporada de lluvias es Sergio Butrón Casas, donde alrededor de cuatro mil hectáreas se inundaban una vez llegado el temporal. No obstante, debido a la construcción de drenajes agrícolas, se prevé que la afectación se reduzca en más de un 75%.

Durante el mes pasado, los productores cañeros del ejido Sergio Butrón Casas comenzaron con la construcción de 63 kilómetros de drenes, mismos que servirían para que, una vez iniciadas las lluvias, el agua tuviera una vía de desagüe y de esta manera no se quedara estancada en las parcelas de caña, que durante varios años habían padecido de esta problemática.

Según el testimonio del comisariado ejidal de esta demarcación, Jesús Sosa Gómez, desde hace más de un mes se habían iniciado los trabajos para la construcción de los drenes y el desazolve de otros kilómetros más, por lo que la distancia de los desagües rebasan los 70 kilómetros, aunque todavía se realizan trabajos por lo que esta cifra pudiera ser superada.

Para la construcción de estos drenes parcelarios se invirtió poco más de tres millones de pesos que fueron financiados por el Ingenio San Rafael de Pucté y dinero de los propios productores, en donde las partes involucradas se dividieron el 50% del monto total de inversión. Estas obras beneficiarán a cerca de 350 cañicultores de la región.

En estas primeras lluvias los resultados favorecieron el proyecto, pues a pesar de la cantidad de agua que cayó en la zona, las parcelas no tuvieron acumulaciones de agua como en años anteriores.

Pero todavía no se puede cantar victoria, ya que según la versión de varios productores, el ciclo de lluvias apenas comienza por lo que se espera una mayor cantidad de agua en la zona.

Cabe mencionar que tan sólo el año pasado, durante la época de lluvias, se perdieron cerca de dos mil 600 hectáreas que afectaron a poco  más de 700 productores, debido a que las lluvias no les permitieron sacar su producción y las parcelas se inundaron. No obstante, con los nuevos drenes que se han construido se espera una disminución del 75% de afectación.    

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios