18 de Diciembre de 2017

Quintana Roo

‘Lo que más me piden los niños son ropa y carritos...’

Diariamente, Santa llena de alegría a los menores que acuden a saludarlo

Santa Claus se mantiene muy ocupado en estos días por la visita de los niños que piden sus regalos. (Miguel Ángel Ortíz/SIPSE)
Santa Claus se mantiene muy ocupado en estos días por la visita de los niños que piden sus regalos. (Miguel Ángel Ortíz/SIPSE)
Compartir en Facebook ‘Lo que más me piden los niños son ropa y carritos...’Compartir en Twiiter ‘Lo que más me piden los niños son ropa y carritos...’

 

Stephani Blanco/SIPSE
CANCÚN, Q.Roo.- Desde hace cuatro años, José Cantú se envuelve en la magia para poder convertirse en un Santa Claus que recibirá a los niños del municipio de Benito Juárez, que con la ilusión se acercan para pedirles sus regalos de Navidad.
 
Desde que comienza diciembre cambia su ropa por un traje rojo y se esconde detrás de una barba roja, para
salir todas las noches en su trineo y que los niños comiencen a llevarle sus cartas o simplemente para conocerlo.
 
“Es la ilusión de todo niño poder conocer al misterioso hombre que le deja sus regalos mientras duerme”.
 
José Cantú empezó a dedicarse a esto para encontrar una fuente de trabajo, pero ahora su motivación para continuar es hacer feliz a un niño.
 
“El ver la sonrisa de los niños y cómo se emocionan es lo que más me llena”.
 
Lo más importante de poder representar este personaje es el gusto por los niños, pues a diario se convive con aproximadamente 30 pequeños que en ocasiones hasta te llegan a golpear. “El prepararse no es fácil, pues
hay que ponerse el traje, la barba, todos los detalles son importantes”.
 
Con el inconfundible “jo jo jo” saluda a los niños que llegan a visitarlo todos los fines de semana en la Plaza de la
Reforma, algunos se detienen a saludarlo y hay quienes no pierden la oportunidad para pedir sus regalos.
 
“Lo que más me piden los niños son ropa y carritos, además de que en los últimos años piden productos
tecnológicos”.
 
Aunque es uno de los trabajos más bonitos para José, no todo ha sido fácil, pues se tienen que enfrentar con las personas que difieren de personaje.
 
“En ocasiones voy por la calle y las personas me insultan y me dicen cosas, además de que hay papás que te
gritan o te empujan si algo no les parece”.
 
La tradición no se ha perdido, cada año los padres traen a los niños a que conozcan a Santa; además de que pueden tomarse la foto del recuerdo.
 
“Todos quieren venir a visitarnos y estar con nosotros”. El 24 de diciembre sale a repartir regalos de las cartas
que recibió y con ilusión espera que el próximo año pueda volver a ponerse su traje y llevarle alegría a los niños.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios