13 de Diciembre de 2017

Opinión QRoo

Los foros y la ley

Coordinados acertadamente por el Congreso local, el pasado sábado se realizó en Cancún el último de los foros para el Análisis de la Ley para la Protección de Personas Defensoras...

Compartir en Facebook Los foros y la leyCompartir en Twiiter Los foros y la ley

Coordinados acertadamente por el Congreso local, el pasado sábado se realizó en Cancún el último de los foros para el Análisis de la Ley para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, espacios de diálogo en el que los diputados recibieron de primera mano las posturas, sugerencias y recomendaciones para construir una ley eficiente y de avanzada directamente de los sujetos involucrados: periodistas y activistas defensores de Derechos Humanos.

El foro de Cancún fue muy nutritivo y arrojó propuestas por demás interesantes a pesar del intento de un pequeño grupo de periodistas de imponer su ley a cartulinazos y con un pronunciamiento previamente preparado para reventar el diálogo.

En ese comunicado que los periodistas enfrascados en una guerra contra molinos de viento con caras de Borge leyeron en el podio antes de arrancar con las mesas de trabajo, demandaron imperativamente al gobierno del estado la abrogación de la ley estatal y atenerse al mecanismo federal, descalificaron los foros realizados hasta el momento y solicitaron cosas tan absurdas como llevar los foros a los 11 municipios. Patadas de ahogado, pues.

Para su infortunio, esto no ocurrió y las diferentes mesas cumplieron con los trabajos, generando importantes ideas que deberán ser retomadas por el Congreso local en la modificación –que no abrogación– de esta ley, que tal como lo han reconocido los diputados es una herramienta útil y vigente que puede ser perfeccionada.

Y esto es lo que están perdiendo de vista quienes mantienen la consigna de destruir la ley, a la que ellos denominaron “ley Borge” para condenarla al averno sin mayor argumento que su origen maldito.

Porque la idea que manifiestan en su comunicado de atenerse a la ley de protección a periodistas a nivel federal es un despropósito, y así lo testimonian quienes han tenido la experiencia directa con el mecanismo de protección que ya existe a nivel federal.

En Chetumal, compartí trabajos en el foro en la mesa de Mecanismos de Conformación del Sistema Quintanarroense de Protección con el periodista cancunense Javier Vite Orozco, subdirector de radio del Sistema Quintanarroense de Comunicación Social, quien fue uno de los reporteros perseguidos en el oscurantismo borgista, obligándolo a solicitar la protección del mecanismo federal.

Javier Vite Orozco expuso la ineficiencia de ese mecanismo que no ofrece a los periodistas y defensores de derechos humanos ninguna garantía real de protección, ni tampoco algún soporte económico y mucho menos contempla a las familias de los amenazados. En palabras llanas, no sirvió para nada.

Como ese testimonio hay varios más, lo que ha motivado a muchos compañeros a no tirar a la basura la ley estatal, sino afinarla, moldearla y pulirla hasta que sea el instrumento legal eficiente que todos queremos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios