23 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Luce avenida 20 de noviembre lotes en abandono

Dentro de los predios hay casas semidestruidas y pintarrajeadas.

Sobre la avenida 20 de Noviembre se pueden ver decenas de negocios cerrados. (Juan Estrada/SIPSE)
Sobre la avenida 20 de Noviembre se pueden ver decenas de negocios cerrados. (Juan Estrada/SIPSE)
Compartir en Facebook Luce avenida 20 de noviembre lotes en abandonoCompartir en Twiiter Luce avenida 20 de noviembre lotes en abandono

Juan Estrada/SIPSE
CANCÚN, Q.Roo.- Predios abandonados, con estructuras rayadas por pandilleros; otros como si fueran vestigios mayas pintados con aerosoles, y bardas colapsadas por el impacto del huracán “Wilma” en 2005, es el panorama desolador que se puede observar en la avenida 20 de Noviembre.

A lo largo de esa vía se puede observar un “mar de colores”, por los comercios que se encuentran a lo largo de la avenida; entre ellos puestos de frutas, vulcanizadoras, tiendas de abarrotes, puestos de jugos naturales, expendios de comida.

Al cruzar, varios pequeños tomados de las manos de sus padres o solos con rumbo al colegio o para abordar algún autobús de transporte público.

Sin embargo, en la zona hay lugares abandonados, que la naturaleza se ha encargado de “adornar” con plantas y los pandilleros, con graffitis. También son “cementerios” de mascotas.

En la Región 220 se puede observar más predios abandonados, como el que se encuentra en la manzana 4, a un lado del lote 19, en el que antes funcionaba una marisquería con fachada metálica al igual que los soportes del toldo, la cual se ha oxidado y deteriorado, como también los delfines de fibra de vidrio que alguna vez lucían un color más vivo.

Enfrente de lo que fue el restaurante hay otro lote cubierto por la hierba, en cuyo interior se aprecia el “arte” callejero.

Más adelante, en la manzana 36 a un lado del lote 4, quedan las ruinas de lo que los vecinos confirmaron fue un hogar destruido por la fuerza de “Wilma”. Hasta la fecha no saben a quién pertenece.

Los habitantes a veces se encargan de limpiarlo debido a que es una fuente de moscos y cucarachas. También se ha convertido en un tiradero de basura y en un “cementerio” de animales, cuyos dueños que viven en otras partes de la ciudad llegan a tirar a ese lugar.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios