19 de Septiembre de 2018

Cancún

De teacher a paramédico; Maribel encuentra su vocación

Desde el año pasado decidió capacitarse para servir a la ciudadanía a través de la Cruz Roja.

Maribel tuvo que alternar su labor como mamá, maestra, estudiante y esposa. (Pedro Olive/ SIPSE)
Maribel tuvo que alternar su labor como mamá, maestra, estudiante y esposa. (Pedro Olive/ SIPSE)
Compartir en Facebook De teacher a paramédico; Maribel encuentra su vocaciónCompartir en Twiiter De teacher a paramédico; Maribel encuentra su vocación

Pedro Olive/ SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Durante 24 años fue maestra de preescolar, cuenta con una licenciatura en ese rubro, es ama de casa, madre de dos hijos, esposa, y desde el año pasado decidió capacitarse para servir a la ciudadanía a través de la Cruz Roja, ella es Maribel Martínez, y hoy se desempeña como paramédico con el título de Técnico en Urgencias Médicas Nivel Básico, en la benemérita institución.

Fue en febrero del año pasado, cuando tomó la decisión, con el apoyo de su familia, de capacitarse en la Cruz Roja y posteriormente formar parte del grupo que todos los días está a la espera de recibir a un reporte, y salir a brindar los primeros auxilios y atención a pacientes en cualquier situación.

También te puede interesar: Cancelan concurso de reciclaje por falta de participantes

“Es algo que quise estudiar, por algo pasan las cosas, estudie para miss de kínder, en la escuela, cuando un niño caía, yo era la primera en saltar por ellos, ver que tienen, y bueno, mi cuñado es doctor, entonces, es algo que siempre ha estado presente y el año pasado inició mi aventura”, comentó Maribel Martínez.

Durante un año, tuvo que alternar su labor como mamá, maestra, estudiante y esposa, de 7 a 14 horas era mamá, y de 15 a 22 estudiante, además preparaba los alimentos, la clase para los niños de preescolar, su tarea para ser técnica, “hubo ocasiones en las que de verdad dormía una o dos horas”, señaló la paramédica.

Intercalar roles

La parte más complicada de la aventura que inició en febrero del año pasado fue aprender la terminología, intercalar sus roles y hacer el tiempo para todas sus labores.

Fue a los siete meses de que inició, cuando dejó las prácticas con maniquíes, y pasó a los recorridos en ambulancias, y fue ahí cuando supo que era su vocación, dejando en un “receso” su función como docente, para estar de lleno como paramédica, cumpliendo con su labor de 14:30 a 22:30 o 23:00 horas, de miércoles a lunes, junto a Luis Velázquez, operador y paramédico, con quien hace equipo desde hace un mes y una semana aproximadamente.

El próximo lunes inician las clases de la licenciatura de Técnicos de Urgencias Médicas Prehospitalarias, carrera que Maribel Martínez no descarta tomar, como parte de su proceso formativo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios