17 de Agosto de 2018

Chetumal

Mal tiempo ahuyenta a los turistas en Bacalar

Prestadores de servicios turísticos adoptan diferentes medidas para mantener a flote la escasa actividad.

La gente simplemente no llega y los gastos no disminuyen, como son los casos de nómina, luz, agua y cable, entre otros. (Javier Ortiz/SIPSE)
La gente simplemente no llega y los gastos no disminuyen, como son los casos de nómina, luz, agua y cable, entre otros. (Javier Ortiz/SIPSE)
Compartir en Facebook Mal tiempo ahuyenta a los turistas en BacalarCompartir en Twiiter Mal tiempo ahuyenta a los turistas en Bacalar

Javier Ortiz/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- Prestadores de servicios turísticos del Pueblo Mágico de Bacalar están viviendo una de las peores temporadas, tras la culminación del período vacacional de verano, en que se desplomó dramáticamente la actividad en la cabecera municipal, aunado al mal tiempo que ha imperado los últimos días y que ahuyenta a los escasos turistas que arriban a Bacalar.

David Martínez Sánchez, presidente de la Asociación de Hoteles y Restaurantes de Bacalar, dio a conocer que el mal tiempo vino a ahuyentar a los escasos turistas que acuden al Pueblo Mágico en esta temporada baja, lo que está obligando a los turisteros locales a adoptar medidas emergentes para no caer en números rojos.

Los gastos no disminuyen

Indicó que la gente simplemente no llega y los gastos no disminuyen, como son los casos de nómina, luz, agua y cable, entre otros, los cuales no se pueden suspender, a pesar de que desde hace dos semanas, la actividad turística en el Pueblo Mágico es nula, incluso, desde la segunda semana de la temporada vacacional descendió considerablemente la ocupación hotelera.

El administrador del balneario ejidal de Bacalar, Filiberto Buitrón Hernández, enfatizó que se han visto en la necesidad de adoptar algunas medidas de racionalidad que permitan sortear el próximomes y medio de escasa actividad turística, pues confían en que en el mes de noviembre comience a repuntar el turismo en la cabecera municipal.

La reducción de nómina, ahorro de gastos, descanso obligatorio y suspensión de trabajos de mejora, son entre otras, las medidas que adoptan los prestadores de servicios turísticos para mantener a flote la escasa actividad que registran una vez concluidas las vacaciones de verano, la cual empeora ante el mal clima que prevalece, ya que ahuyenta a los paseantes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios