21 de Septiembre de 2018

Chetumal

Manatí "Daniel" prefiere el contacto humano y regresa a su cautiverio

Personal del Santuario del Manatí ha intentado sin éxito su reingreso a la vida silvestre.

Existen aproximadamente una población de 160 manatís detectados en la Bahía de Chetumal. (Ángel Castilla/SIPSE)
Existen aproximadamente una población de 160 manatís detectados en la Bahía de Chetumal. (Ángel Castilla/SIPSE)
Compartir en Facebook Manatí "Daniel" prefiere el contacto humano y regresa a su cautiverio Compartir en Twiiter Manatí "Daniel" prefiere el contacto humano y regresa a su cautiverio

Celcar López/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- El caso del varamiento del manatí “Daniel” abarcará un proyecto de dos años, a partir de junio próximo, con la finalidad de recabar información sobre su comportamiento en semicautiverio y como especie en peligro de extinción, declaró el secretario de Ecología y Medio Ambiente (Sema), Rafael Muñoz Berzunza.

Por medio de la suma de acciones del Colegio de la Frontera Sur (Ecosur), Pronatura de la Península de Yucatán, el Banco Alemán, el Fondo del Arrecife Mesoamericano, y el Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza, desarrollarán protocolos de acción en los casos de varamientos de estos mamíferos acuáticos a futuro.

Estos planteamientos permitirán abordar a estas especies en cuanto a destete, alimentación, cuidados médicos y rehabilitación, pues “Daniel” representa este primer impulso en relación a la conservación de este espécimen en peligro de extinción.

También te puede interesar: Decomisan 138 mil cigarrillos ilegales en Chetumal

Victor Manuel Hernández, jefe del Departamento de las Áreas Protegidas de la Zona Sur, de la Sema, aseveró que se llevó a cabo una reunión en Guatemala, con los países de Belice y Honduras, incluyendo México, donde plantearon proyectar un monitoreo regional a favor de esta especie marina, pues es la misma población de manatís que bordea la costas de estos países.

“Daniel” se encuentra en el Centro de Atención y Rehabilitación de Mamíferos Acuáticos (Carma), en Laguna Guerrero y ya son dos veces en las que las autoridades han intentado su reingreso a la vida silvestre, sin éxito, situación que suponía que el manatí prefería el acercamiento humano.

Pero entre octubre y noviembre del año pasado, “Daniel” empezó a ausentarse 7 u 8 días, y regresaba al corral del Carma sólo de una o dos horas.

Por ello el manatí comenzó a ser monitoreado por investigadores de Ecosur, a través de radio satelital, para comprender dicho comportamiento, identificar a qué sitios se dirige y para detectar sí “Daniel” interactúa con otros ejemplares de su misma especie.

“Daniel” ha recorrido toda la laguna, pasando por los canales logrando salir a la Bahía de Chetumal y llegando a Cayo Venado, zona donde hay una presencia importante de manatíes, lo que permite aseverar que ya tiene contacto con los suyos.

Rica alimentación 

La alimentación del manatí varía de acuerdo a los análisis por año que el Sema le realiza. Hoy recibe una alimentación basada en lechuga, que incluye frutas y verduras tales como manzana, pera, betabel, espinaca, brócoli, acelga y jícama.

“Daniel” tiene 12 años y está en la etapa de la pre-adultez, cercana al periodo de reproducción.

Y, de acuerdo a Manuel Hernández, existe una población de 160 manatis detectados en la Bahía de Chetumal.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios