13 de Noviembre de 2018

Escena

Manatíes el centro de atención de Othonenses

Los avistamientos de estos mamíferos a orillas de la bahía de Chetumal atraen las miradas de habitantes y visitantes extranjeros que aprovechan la ocasión para tomar fotografías.

La bahía de Chetumal es una área protegida desde 1996, denominada 'Santuario del Manatí', uno de los principales atractivos de la zona sur del estado. (Redacción/SIPSE)
La bahía de Chetumal es una área protegida desde 1996, denominada 'Santuario del Manatí', uno de los principales atractivos de la zona sur del estado. (Redacción/SIPSE)
Compartir en Facebook Manatíes el centro de atención de Othonenses Compartir en Twiiter Manatíes el centro de atención de Othonenses

 

Andrea Mellado/SIPSE
CHETUMAL, Q.Roo.- Cuando los primeros españoles tocaron las costas mayas, a finales del siglo XV, aseguraron haber encontrado a las míticas sirenas, porque vieron animales de cuerpo femenino con peculiar manera de amamantar a sus crías: se trataba del Manatí del Caribe, un mamífero marino que ha evolucionado durante cientos de millones de años y que hizo que se enraizara esa creencia en todo el nuevo mundo.
 
Los avistamientos de manatíes a orillas de la bahía de Chetumal atraen la atención de habitantes y visitantes nacionales quienes aprovechan la ocasión para tomar fotografías o videos cortos que más tarde son compartidos en las redes sociales.
 
Hasta hace pocas décadas, en mercados como el de Chetumal y poblaciones costeras de la Península de Yucatán, era posible encontrar carne de Manatí; sus huesos amarfilados y carne tenían gran demanda, y se decía que eran afrodisíacos, por lo que era una presa valiosa. 
 
En contraste, ahora el sur de Quintana Roo, la porción costera mejor conservada del estado, alberga desde el 24 de octubre de 1996 al Área Natural Protegida Estatal “Santuario del Manatí, Bahía de Chetumal”, que ocupa una superficie de 281,320 hectáreas, con 101,320 terrestres y 180,000 en la zona marina, superficie que equivale al 15% del total del estado.
 
El santuario limita al Norte con parte de la carretera Cafetal-Mahahual, al Sur con Belice, al Este con la región denominada Costa Maya y al Oeste con Chetumal y los poblados Laguna Guerrero, Calderitas y La Península.
 
Los poblados en el área son, ejido Úrsulo Galván (Raudales), Tollocan, Calderas de Barlovento y parte de Calderitas y Luis Echeverría. En la periferia los mayores poblados son: Chetumal, Pedro A. Santos y Xcalak.
 
El área protegida posee más de 300 especies vegetales en la selva mediana y baja: petenes, manglares, humedales, aguadas, lagunas y potreros, donde habita fauna como jaguar, tigrillo, jabalí, pavo de monte, tucán, cocodrilo y más de 200 especies de vertebrados que en su mayoría están incluidos en algún status de protección.
 
Por otro lado, el Gobierno de Belice creó el Decreto Corozal Bay Wildlife Santuary el 28 de abril de 1998, con el cual la Bahía de Chetumal queda protegida totalmente para la conservación del manatí y demás flora y fauna. Así, ambos decretos constituyen un importante avance internacional en la coordinación de proyectos conservacionistas.
 
Sin embargo en fechas recientes hubo avistamientos de cadáveres de manatí en la costa de la bahía de Chetumal. Menciona la investigación que algunas de las causas de muerte de esta especie van desde la pesca directa, la construcción urbana sobre sus costas, el uso de sus selvas y humedales circundantes, el cuidado de los manglares, el control de derrame de contaminantes, hasta el no tirar basura durante las actividades acuáticas recreativas o simplemente al pasear sobre sus orillas, pero sobre todo, que los pescadores tengan mucho cuidado con las redes que tengan ya que ellos al atorarse se ahogan, siendo esta la principal causa de muerte de estos hermosos animales.
 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios