21 de Febrero de 2018

Riviera Maya

El origen de las leyendas de sirenas se extinguió en Playa del Carmen

La especie es considerada en peligro de extinción y no ha sido vistas en Playa del Carmen desde 2004.

Los manatíes son una especie clasificada como en peligro de extinción. (Cortesía/Frank Wouters)
Los manatíes son una especie clasificada como en peligro de extinción. (Cortesía/Frank Wouters)
Compartir en Facebook El origen de las leyendas de sirenas se extinguió en Playa del CarmenCompartir en Twiiter El origen de las leyendas de sirenas se extinguió en Playa del Carmen

Octavio Martínez/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Alguna vez el manatí habitó las aguas caribeñas que se encuentran frente a Playa del Carmen y sitios ubicados en los alrededores del destino turístico como Tulum y Puerto Morelos, en este último punto se llevó a cabo uno de los últimos registros en 2007 y no se le ha vuelto a observar alguno.

Fue Jerónimo Avilés Olguín, naturalista y explorador subacuático quien informa que el avistamiento se dio luego de realizar recorridos como buzo profesional en Puerto Morelos, no obstante añade que en cercanías a esta localidad también se la han podido observar, pero desde la pasada década.

“En Playa del Carmen tengo reporte de que fueron vistos previo a al avistamiento en Puerto Morelos en 2007. Debió haber sido en 2004 si bien recuerdo (…) si eres buzo profesional es muy raro verlos”, recuerda Jerónimo Avilés.

También te puede interesar: Manatíes migran al norte por la presencia humana

Según el especialista, quien trabaja en conjunto con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), en el Estado se produjo una caza incontrolada de este mamífero mucho antes de que se le considerara en veda absoluta, lo que sucedió en 1925.

La descripción de los especialistas sobre estos mamíferos, según se refiere en el portal electrónico de la Conabio es “su apariencia general es la de un organismo masivo con una aleta caudal redondeada y comprimida horizontalmente. No hay extremidades posteriores, sin embargo, poseen extremidades anteriores muy flexibles, con la forma de remos, que le permiten fácil movimiento en el fondo, así como rascar, tocar e incluso abrazar otros manatíes, además de llevar alimento a su boca o limpiarse. Cuentan con uñas rudimentarias en la punta del segundo, tercero y cuarto dígito, sin embargo se llegan a desgastar hasta que no son visibles”.

De acuerdo con la Comisión Nacional para el Conocimiento y uso de la Biodiversidad (Conabio), este mamífero se encuentra protegido por dos normas oficiales: NOM-059-SEMARNAT-2001 y NOM-059-SEMARNAT-2010, en ambas se declara en peligro de extinción.

La Conabio da a conocer además que concretamente en Playa del Carmen los últimos estudios se hicieron en 1997: “Ortega y Morales (1997) estudiaron entre 1995 y 1996 la población de manatíes que habita la costa nororiental de Quintana Roo, entre Playa del Carmen y Tulum, y determinaron el uso de caletas y cenotes por el manatí del Caribe, así como el impacto del turismo en Quintana Roo”.

Amenaza turística los aleja

Según esta dependencia gubernamental, el problema potencial que afecta a esta especie es el crecimiento turístico en ciertos lugares, además se ha sugerido que actividades como navegar o bucear en manantiales cálidos, pudieran hacer que los manatíes se dirigieran hacia áreas más frías, en donde su resistencia hacia enfermedades respiratorias disminuiría, pues se ha observado que los manatíes son susceptibles a contraer neumonía y otras enfermedades branquiales. 

“Ver al manatí es algo fabuloso, es tan importante, tan enigmático, es el origen de las leyendas de las sirenas, haberlo visto en su habitad fue bueno para uno como naturalista, como biólogo (…) es algo que te deja en la memoria muy profunda para contar a los nietos”, expresa Jerónimo Avilés.  

Avilés Olguín dice que en otras partes del Estado se han presentado casos donde este tipo de animales han sido golpeados por las embarcaciones.

El especialista explica que en Playa del Carmen en algún momento se informó por parte de los pobladores locales que en la zona de Xpu Há hubo una pareja de manaties que habitó en esa parte de Solidaridad.

“Son mamíferos que decidieron estar en el agua (…) en la evolución salieron del agua y luego volvieron al agua y decidieron no salir de ella en todo el ciclo de vida”, externa Jerónimo Avilés.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios