18 de Diciembre de 2017

Quintana Roo

¡Cuidado! ¿Te haces manicure o pedicure? puedes contraer hepatitis C

La cirrosis hepática genera daño crónico y letal en el hígado.

El pedicure debe realizarse  con cuidado y con objetos esterilizados para evitar el contagio de hepatitis C. (Contexto/Internet)
El pedicure debe realizarse con cuidado y con objetos esterilizados para evitar el contagio de hepatitis C. (Contexto/Internet)
Compartir en Facebook ¡Cuidado! ¿Te haces manicure o pedicure? puedes contraer hepatitis CCompartir en Twiiter ¡Cuidado! ¿Te haces manicure o pedicure? puedes contraer hepatitis C

Teresa Pérez/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- El diagnóstico tardío de la enfermedad por el virus de la hepatitis C, condiciona a que tres de cada 10 mujeres que presentan dicha enfermedad fallezcan. 

De acuerdo con Juan Ortegón Pacheco, secretario estatal de Salud, dicha enfermedad se ha vuelto la sexta causa de muerte en féminas, después de cáncer de mama, cervicouterino, de colon, enfermedades isquémicas y diabetes. 

La cirrosis hepática genera daño crónico y letal en el hígado y la ciencia médica desconocía de este virus hasta 1995, de acuerdo con el estudio “La Hepatitis C como un problema de Salud Pública en México (INSP) 2011.

El galeno comentó que la edad promedio en que se presenta, es a partir de los 50 años y solamente en 1.8% de las pacientes se detecta en etapa temprana.

También te puede interesar: Detectan hepatitis en empleados de restaurantes

La Asociación Mexicana de Hepatología informó que procedimientos habituales como realizarse manicure, pedicure, tatuajes y acupuntura, deben hacerse con cuidado y con objetos esterilizados para evitar contagio, pues dicha enfermedad es silenciosa y se manifiesta en su etapa aguda.

Investigaciones del Instituto Nacional de Salud Pública (INP), refieren que la segunda causa de cirrosis de origen no alcohólico en el país, puede deberse a procedimientos ginecológicos como abortos, cesáreas o complicaciones en el embarazo, principalmente en personas que hayan recibido transfusiones antes de 1994, pues en ese tiempo la sangre no era considerada segura.

El riesgo de contagiarse es muy alto y no se detecta a corto plazo sino después de 20 o 30 años de portarla, y hay crisis y complicaciones de hepatitis C tardía. Una de las recomendaciones que hacen los médicos familiares es hacerse la prueba de VHC por lo menos cada dos años.  

De acuerdo la Asociación Mexicana de Hepatología, ya se cuenta con tratamientos orales de triple acción, que cura la hepatitis C en 12 o 24 semanas con una tasa de curación de 98%.

Entre los factores de riesgo  está tener sexo sin protección con múltiples parejas, pinchazos accidentales con agujas, realizarse tatuajes, o acupuntura, con material contaminado, hemodiálisis con equipo no estéril y si la madre tiene VHC puede contagiar a su hijo en el nacimiento.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios