15 de Febrero de 2019

Opinión QRoo

Ciudadanía con poder

Escuchar a las voces ciudadanas es tan necesario como obligatorio para toda administración...

Compartir en Facebook Ciudadanía con poderCompartir en Twiiter Ciudadanía con poder

Escuchar a las voces ciudadanas es tan necesario como obligatorio para toda administración. Más importante aún es involucrar a la gente en la toma de decisiones, no sólo para moderar o controlar el poder de los servidores públicos, sino para procurar un bienestar más completo. Nadie sabe mejor qué se requiere en una comunidad como sus habitantes.

Es una realidad innegable, aunque a veces minimizada u olvidada de plano. Entre ocupaciones diversas, prioridades mal jerarquizadas, falta de presupuesto, apatía o simple omisión, en la política pública no se consideran las condiciones para fomentar la participación, que legitima a todo gobierno y, sin duda, fortalece el sistema democrático.

¿Cuáles son esas condiciones básicas? Respetar los derechos; incrementar los canales institucionales; apuntalar los marcos jurídicos; exhibir la información pública (lo que llaman transparencia y rendición de cuentas), y propiciar la confianza entre los integrantes de la sociedad y los representantes de las instituciones.

¿Lo están en haciendo en Benito Juárez? Las señales indican que sí. Las determinaciones oficiales en torno a temáticas estratégicas como transporte, seguridad, servicios o medioambiente, soportan tal idea.

En retrospectiva, se empezó bien con la consulta en línea abierta a todos, luego los foros de análisis, y actualmente con la retroalimentación vía redes sociales en asuntos relevantes, como el caso Tajamar. En todo ello encuentra sentido la frase multicitada por la presidenta municipal Mara Lezama: “Hacemos un gobierno que escucha”. Sin ese contexto, sería demagogia nada más.

Esta misma semana se instaló el Comité de Vecinos Sector 259-E (integra siete supermanzanas), de un total de 260 previstos para todo el municipio, como una forma colaborativa, de inclusión y superación. Es, en cierta medida, parte clave del cumplimiento de esas cinco condiciones elementales descritas líneas antes.

No es la solución, no está la tarea hecha, pero es un avance concreto. La ciudadanía deberá involucrarse, en tanto la autoridad, además de mantener una comunicación permanente con sus interlocutores, llevar al papel y al terreno esa información recabada. Aquello, en definitiva, es mucho mejor que desatender a quienes califican, ponen y quitan gobernantes.

Lezama lo ha desarrollado en su conocido rol de comunicadora y lo sabe como primera edil de un municipio demandante. La iniciativa en desarrollo, tiene forma y fondo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name