24 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Menonita logra expandir su negocio en Cancún

Para obtener la luz lo hacen por medio de sus generadores o plantas dinámicas, abastecidas con un motor diésel.

El queso lo mantienen en refrigeradores de gas butano. (Tomás Álvarez/SIPSE)
El queso lo mantienen en refrigeradores de gas butano. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Compartir en Facebook Menonita logra expandir su negocio en CancúnCompartir en Twiiter Menonita logra expandir su negocio en Cancún

Teresa Pérez/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Un hombre vestido de overol, camisa a cuadros de manga larga y un sombrero tipo texano, esperaba con su café sobre la mesa: inquieto, pensativo, algo distraído. Mientras tomaba su café, en ningún momento removió su sombrero de su cabeza, se le veía extraño en aquel lugar, poco habitual para gente de su comunidad, quien no acostumbra ni el mínimo de lujos y superficialidades. 

Isaac Braun tuvo una cita de negocios con un cancunense para abrir en sociedad una cremería en este destino. Por primera vez se había aventurado a viajar lejos de su tierra, ahora estaba rodeado de vehículos, ruido, gente caminando a prisa sobre la avenida Tulum, muy diferente a su comunidad en Campeche.

Con 46 años de edad, este hombre está expandiéndose poco a poco con su producto: queso estilo “Chihuahua”, también llamado “menonita”. 

“De nuestra comunidad salen cada semana 10 toneladas de queso a Mérida y al interior de Campeche”, explicó Isaac. Aunque trabajan la agricultura, cosecha de maíz, sandía y jitomate, el queso es un trabajo alternativo cuando no es tiempo de cosecha, pues se debe mantener el ganado para que produzca leche.

"De nuestra comunidad salen cada semana 10 toneladas de queso a Mérida y al interior de Campeche”

Comentó que nació en Durango y lleva ocho años residiendo en Campeche. Llegó con un grupo proveniente de su estado natal, Zacatecas, Chihuahua y Canadá, buscando una oportunidad para producir la tierra con base en su trabajo.

Este hombre de más de cuatro décadas de experiencia, explicó que a su llegada a Campeche decidió aventurarse a poner una quesería, en la cual produce cerca de 800 kilos semanalmente. 

Como las demás comunidades tienen las mismas costumbres, viven sin electricidad, no tienen televisión, no acostumbran escuchar música, no se permite el acceso a la tecnología. Ellos conservan su lengua de origen, alemán bajo y alto, y se casan solamente entre miembros de la misma comunidad.

Para obtener la luz lo hacen por medio de sus generadores o plantas dinámicas, abastecidas con un motor diésel con el que utilizan al día entre 30 y 40 litros para una planta grande utilizada para el taller de soldar. 

El queso lo mantienen en refrigeradores de gas butano. Un cilindro de 30 kilos de gas les dura un mes. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios