19 de Septiembre de 2018

Chetumal

Inundaciones afectan a menores de Nuevo Progreso

Han sido víctimas de diversas enfermedades tras las lluvias registradas en Chetumal desde la semana pasada.

Los niños comienzan a padecer enfermedades respiratorias por la humedad que se concentra en las casas endebles. (Harold Alcocer/SIPSE)
Los niños comienzan a padecer enfermedades respiratorias por la humedad que se concentra en las casas endebles. (Harold Alcocer/SIPSE)
Compartir en Facebook Inundaciones afectan a menores de Nuevo ProgresoCompartir en Twiiter Inundaciones afectan a menores de Nuevo Progreso

Paloma Wong/SIPSE
CHETUMAL, Q.Roo.- Hongos en los pies y enfermedades respiratorias empiezan a sufrir algunos menores que habitan en la colonia Nuevo Progreso en Chetumal, derivado de los acumulados de agua por las lluvias registradas desde la semana pasada.

Los pobladores piden a las autoridades respectivas apoyo, principalmente en el relleno de las calles para poder transitar con facilidad, así como ayuda en láminas para proteger sus viviendas endebles, a las que se les filtra el agua en cada aguacero.

De acuerdo con la Coordinación Estatal de Protección Civil, en Othón P. Blanco hay 780 viviendas endebles, en las que habitan tres mil 900 personas, distribuidas no sólo en las comunidades rurales, sino que también en las zonas urbanas.

Al menos 10 familias que habitan a un costado del humedal, conocido como la sabana, y que pertenecen a la colonia Nuevo Progreso, ruegan porque las lluvias terminen y haya más períodos de sol, para que el lugar quede transitable.

Por la humedad registrada, algunos menores de edad empiezan a padecer enfermedades respiratorias, ya que el agua de la lluvia se filtra en las casas.

“Los niños tienen llagados los pies por tanto lodo, le hemos puesto algunos remedios caseros pero son insuficientes. Además la misma humedad está causando que se enfermen seguido”, comentó Rosalía Hernández Valadez, quien tiene dos hijos.

También las personas de tercera edad sufren por esta situación, al tratar de salir de sus casas deben cruzar por los echarcamientos, que en algunos casos emanan malos olores. 

“El camino está en pésimas condiciones, pues como se ve está lleno de lodo. Para salir a comprar hay que cruzar en medio, corriendo el riesgo que nos caigamos o que nos contagiemos de alguna enfermedad”, comentó Jesenia Choc Canul.

En tanto, Miguel Jesús López indicó que tuvo que cambiar parte del techo de su casa, pues con las lluvias el agua se filtra. En dos fardos de lámina de cartón se gastó 500 pesos y, sin embargo, para cubrir su vivienda necesita por lo menos cinco fardos más.

El agua de la sabana está a escasos cinco metros de la puerta de las viviendas, zona en la que habitan lagartos, sin embargo, los habitantes no tienen miedo del peligro que les acecha, ya que, según Rosa Castillo González, los animales no llegan.

En tanto, el secretario de Salud, Juan Ortegón Pacheco, dijo que deben esperar a que el agua baje para realizar el saneamiento básico del área, así como repartir plata coloidal para evitar enfermedades.

“Hacemos un llamado a la población para que los padres de familia eviten que sus niños salgan a jugar en el agua estancada, ya que pueden presentar una dermatitis o micosis en los pies, que desaparecen con una crema, pero lo más importante es evitar las enfermedades respiratorias para que no se complique en una neumonía que de no atenderse puede causar la muerte”, puntualizó.

Hasta la semana epidemiológica número 34, la Secretaría de Salud registra 202 mil 424 casos de enfermedades respiratorias agudas, mil 953 casos menos que en el 2012. Del total de la cifra, 35 mil 170 pertenecen a Othón P. Blanco. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios