12 de Diciembre de 2017

Chetumal

Albergues para jornaleros se quedan ¡en total abandono!

La construcción de los inmuebles inició en 2014 y nunca se concluyeron.

(Foto: Juan Rodríguez/SIPSE)
(Foto: Juan Rodríguez/SIPSE)
Compartir en Facebook Albergues para jornaleros se quedan ¡en total abandono!Compartir en Twiiter Albergues para jornaleros se quedan ¡en total abandono!

Juan Rodríguez/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Más de 13 millones de pesos fueron desperdiciados en la construcción de tres albergues para jornaleros de caña en la ribera del Río Hondo, porque no se concluyeron y hoy se encuentran abandonados.

La construcción de los inmuebles inició en 2014 con recursos del Programa de Atención a Jornaleros Agrícolas (PAJA), de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), cuyo delegado fue Fabián Vallado Fernández.

De acuerdo con las reglas de operación del programa,  la Federación aportó un millón 500 mil pesos, el Estado un millón de pesos, el Ayuntamiento de Othón P. Blanco 500 mil pesos y los productores aportaron un millón 500 mil pesos, para cada albergue cuyo costo unitario fue de 4.5 millones de pesos.

También te puede interesar: En Bacalar esperan cuarenta mil turistas por Semana Santa

En ese entonces, Roberto Borge Angulo estaba como Gobernador, Carlos Mario Villanueva Tenorio como presidente municipal, Fernando Escamilla Carrillo como titular de la Secretaría de Infraestructura y Transporte (Sintra) e Ignacio López Mora como dirigente de la Unión Local de Productores.

Aarón Renteral Campos, dirigente cañero reconoció que los productores se endeudaron para poder cumplir con la parte que les corresponde, sin embargo, los albergues nunca fueron habitados porque no se concluyeron y está en completo abandono. 

El primer albergue ubicado en el Ejido de Juan Sarabia,  consta de 10 cuartos de tres por tres metros con una ventana. Adicionalmente tenía una cocineta y baños de uso común, actualmente luce en completo abandono.

El segundo albergue se localiza en la comunidad de Álvaro Obregón, consta de ocho cuartos de tres por tres, además de la cocineta y baños, tenía una sala de uso común de tres por seis metros. El lugar también se encuentra abandonado.

En la misma comunidad, Álvaro Obregón, se encuentra otro inmueble de 16 habitaciones, cocina y baños aledaños, pero está en obra negra, fue abandonado antes de concluirse.

Incumplen contratos 

Alba Isela Fuentes Rivera, representante de la fundación “Dinastía Fuentes”, asociación que para la construcción del último albergue se encargó de conseguir recursos, señaló que los trabajos quedaron incompletos, en obra negra, porque el Estado contrató una empresa (desconocen el nombre) que incumplió los contratos que había hecho, pero sí cobró tanto a la federación como a los jornaleros.

La Asociación que representa, recibió un crédito del Ingenio San Rafael de Pucté, por un millón 500 mil pesos para la aportación que les correspondía a los productores, lo que ha propiciado que en la actualidad, unos 40 productores de caña se encuentran en la cartera vencida con el Ingenio, por no poder pagar el crédito otorgado para la construcción del albergue.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios