17 de Diciembre de 2017

Opinión QRoo

Monopolios Vs. Competencia

Trataré de exponer lo que a mi juicio está en juego ante el conflicto entre el Sindicato de Taxistas “Andrés Quintana Roo”...

Compartir en Facebook Monopolios  Vs. CompetenciaCompartir en Twiiter Monopolios  Vs. Competencia

Trataré de exponer lo que a mi juicio está en juego ante el conflicto entre el Sindicato de Taxistas “Andrés Quintana Roo” y la empresa denominada Uber.

Por un lado ubicamos a un monopolio, como lo es el Sindicato de Taxistas. Según la Wikipedia un monopolio es una situación de privilegio legal o fallo de mercado, en el cual existe un productor o agente económico (monopolista) que posee un gran poder de mercado y es el único en una industria dada que posee un producto, bien, recurso o servicio determinado y diferenciado.

El monopolista controla la cantidad de producción y el precio.

Además este sindicato-monopolio fue afín al PRI y cuyos líderes sindicales transaron durante los últimos tres sexenios con los gobernantes y la élite de ese grupo político, impidiendo que los trabajadores del taxi, los choferes, accedieran a una concesión o “placa” para mejorar su situación económica.

Por otro lado ubicamos a las empresas de redes de transporte, como Uber, definida así por el pleno de la Comisión Federal de Competencia Económica, en el texto: OPN-008-2015. De acuerdo a este texto, el usuario de este tipo de transporte cuenta con la siguiente información:

a) Conocer la identidad del conductor y los datos del vehículo (la aplicación envía al usuario la fotografía y nombre del conductor, así como las placas y el tipo de vehículo), previo al abordaje.

b) Planificar las rutas automáticamente, lo que elimina la posibilidad de que los conductores se desvíen indebidamente de la ruta y cobren un precio o tarifa más elevados.

c) Arrojar una tarifa dinámica, de acuerdo a las condiciones de oferta y demanda en tiempo real.

d) Desglosar y transparentar la tarifa, a fin de que el usuario cuente con la información suficiente sobre el cobro, el cual puede facturarse en términos de las leyes fiscales aplicables y

e) Conocer en tiempo real, la disponibilidad del servicio, y los tiempos de espera requeridos para iniciar el viaje.

Es claro que a los ciudadanos y a los turistas se les debe dar la oportunidad de elegir qué tipo de transporte prefieren. Se debe privilegiar la competencia. Y el Congreso del Estado, en todo caso, debe regular, como ya ha sucedido en todo el mundo, la prestación de este servicio entre particulares.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios