10 de Diciembre de 2018

Chetumal

Sacrifican su lengua materna por conseguir un empleo

Los mayahablantes emigran a las ciudades en busca de mejores oportunidades laborales y adoptan tanto el idioma como las costumbres.

Los habitantes de zonas en donde se habla maya abandonan sus lugares de origen en busca de mejores oportunidades económicas. (Harold Alcocer/SIPSE)
Los habitantes de zonas en donde se habla maya abandonan sus lugares de origen en busca de mejores oportunidades económicas. (Harold Alcocer/SIPSE)
Compartir en Facebook Sacrifican su lengua materna por conseguir un empleoCompartir en Twiiter Sacrifican su lengua materna por conseguir un empleo

Benjamín Pat/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo. - La búsqueda de oportunidades de empleo y un mejor ingreso son algunas de las razones que motivan la migración de la población indígena hacía polos turísticos de Quintana Roo, provocando que en la actualidad el uso de la lengua maya experimente un importante descenso.

Esa es la conclusión del diagnóstico denominado “Preservación de la cultura y lengua maya”, elaborado por la Secretaría de Desarrollo Social e Indígena (Sedesi). 

Las estimaciones oficiales señalan que en Quintana Roo son alrededor de 198 mil 500 las personas que hablan una lengua indígena. En toda la Península de Yucatán se estiman 796 mil personas. 

Los datos indican que el 66.5% de esos quintanarroenses vive en áreas urbanas; Cozumel, Cancún y Playa del Carmen son las ciudades de mayor concentración.

También te puede interesar: Revisan el diseño curricular del libro de asignatura maya

El 33.5% restante se encuentra dividido en 445 localidades rurales de Felipe Carrillo Puerto, Bacalar, José María Morelos, Othón P. Blanco y Lázaro Cárdenas.

"La carencia de estructuras organizativas(...) provoca que se conciba la identidad indígena como desfavorable para el ingreso al mercado de trabajo"

“Aquí (zona norte), la carencia de estructuras organizativas de la población indígena y su convivencia con inmigrantes de muy diversos orígenes sociales provoca que se conciba la identidad indígena como desfavorable para el ingreso al mercado de trabajo y, como consecuencia, se tienda a la adopción de valores, costumbres y características de la población no indígena”, señala el diagnóstico.

Causas de la migración

La migración de los lugares de origen hacía las ciudades se deben a tres causas fundamentales, según el estudio.

  • La primera es la red social, en donde la migración es con el objetivo de integrarse a familiares que radican fuera del lugar de origen del migrante.
  • Otra es la familiar, en donde el jefe o jefa de familia busca mejores alternativas que las existentes en su lugar de origen.
  • Finalmente está la económica, que propicia la búsqueda de oportunidades de empleo y un mejor ingreso.

“Muchos de nuestros jóvenes ya van prefiriendo otro esquema de vida, en donde ya el idioma original no necesariamente es el que le es más útil para poder ganarse el sustento y poder aspirar a temas de economía”, señaló por su parte Ángel Rivero Palomo, titular de la Secretaría de Desarrollo Social e Indígena (Sedesi). 

Esfuerzos por ‘salvar’ la lengua maya

La Secretaría de Educación y Cultura (SEyC) confirmó que tendiente a reforzar la enseñanza de la lengua maya, el año pasado se instaló la Comisión Peninsular para el Desarrollo Curricular de la Asignatura Maya, integrado por los estados de Campeche, Yucatán  y Quintana Roo. 

Otros de los esfuerzos, es la elaboración de las Normas de Escritura para la Lengua Maya, en donde participaron especialistas, estudiosos e investigadores de los tres estados de la región en un proyecto impulsado por el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (Inali) y la Secretaría de Educación Pública.

De acuerdo con las estadísticas de la SEyC, en Quintana Roo se atiende una matrícula de alrededor de 3 mil 200 estudiantes en los municipios de Bacalar, Felipe Carrillo Puerto, José María Morelos, Tulum y Lázaro Cárdenas, a través de la educación indígena.

Sin embargo, es necesario atender cuestiones relacionadas con esta modalidad de educación. 

“Se presenta un rezago en los maestros de las comunidades indígenas del estado en el conocimiento de la lengua maya y la española en las cuatro habilidades básicas: hablar, escuchar, leer y escribir; superar esto el Estado podría cumplir con lo establecido en la Ley General de Derechos”, considera el Diagnóstico.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios