11 de Diciembre de 2018

Policía

Muere turista norteamericano al interior de un hotel de Cancún

Ladimir Dvorak visitaba el destino desde hace 17 años; estaba enfermo por lo que recibía atención especial.

En la habitación no se encontró nada irregular, ni huellas de violencia, por lo que se cree que el estadounidense murió por causas naturales. (Redacción/SIPSE)
En la habitación no se encontró nada irregular, ni huellas de violencia, por lo que se cree que el estadounidense murió por causas naturales. (Redacción/SIPSE)
Compartir en Facebook Muere turista norteamericano al interior de un hotel de CancúnCompartir en Twiiter Muere turista norteamericano al interior de un hotel de Cancún

 

Esmeralda Espinoza/SIPSE
CANCÚN, Q.Roo.- Ladimir Dvorak, de 89 años de edad, originario de Ilinois, Chicago quien desde hace 17 años visitaba por un periodo de un mes al hotel Sea Adventure, fue encontrado sin vida en la habitación 217. 
 
Eran las 08:15 horas de este domingo cuando trabajadores del hotel ubicado en la carretera Punta Sam se consternaron ante la noticia. 
 
Un Beliboy a las 7:30 horas tocó la puerta de la habitación donde se hospedaba el norteamercano ya que como era un cliente preferente del hotel por sus repetidas visitas estaban al pendiente de sus necesidades, sin embargo después de repetidos toc toc a la puerta nunca hubo respuesta, por lo que tuvieron que abrirla para ver lo que pasaba, de acuerdo al informe oficial de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE). 
 
El turista era conocido por los empleados que tenían mayor antigüedad en el hotel a quienes relataba sus historias cuando participó en la guerra de Vietnam, comentaron fuentes cercanas al hotel. 
 
Un sombrero mexicano, unos tenis que se dejaban ver debajo de una de las dos camas al interior de la habitación, algunas pastillas y pertenencias fueron los objetos encontrados mientras el cuerpo reposaba en una de las dos camas matrimoniales. 
 
Se hospedaba desde el 14 de enero y su chek out sería el 13 de febrero, trece días después de que celebrara su cumpleaños número 90 en compañía de los propios trabajadores del hotel quienes ya se había encariñado con el hoy occiso quien desde hace 17 años una vez al año regresaba al mismo hotel solo para disfrutar de sus vacaciones que regularmente eran de más de tres semanas. 
 
El gerente en turno mencionó que hacía la misma actividad cada año y ya lo conocían muy bien y era atendido de la mejor manera posible por todos los trabajadores del hotel que tenían que atenderlo. 
 
Pero esta vez llegó más enfermo que de costumbre ya que era muy difícil para él poder sostenerse en pie por lo que le acondicionaron el servicio de una silla de ruedas que de ser necesario podría ser atendido por personal del mismo hotel. 
 
Algunos trabajadores comentaron que se le dificultaba respirar, tomaba medicamentos para contrarrestar la tos, las flemas y diversos padecimientos asociados a problemas respiratorios. 
 
El cuerpo no presentó lesiones visibles y la mañana de este domingo se encontró recostado en la cama con pijama puesta y calcetines. 
 
Por el momento esperan los resultados precisos de la necropcia para saber la causa real del deceso.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios