22 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Al mes muere un niño por envenenamiento en Q.Roo

Es considerado una de las primeras 10 causas de muerte en menores, y el riesgo se incrementa al disminuir la edad.

Los productos químicos se deben mantener en un mueble o cajón cerrado con llave, fuera del alcance de los niños. (Foto de Contexto/Internet)
Los productos químicos se deben mantener en un mueble o cajón cerrado con llave, fuera del alcance de los niños. (Foto de Contexto/Internet)
Compartir en Facebook Al mes muere un niño por envenenamiento en Q.Roo Compartir en Twiiter Al mes muere un niño por envenenamiento en Q.Roo

Teresa Pérez/SIPSE
CANCÚN, Q.Roo.- Muere cada mes un menor por envenenamiento accidental en Quintana Roo. En el estudio de Panorama Epidemiológico y Estadística de Mortalidad en México, el envenenamiento es considerado una de las primeras 10 causa de muerte en los niños, y el riesgo se incrementa al disminuir la edad.

Juan Ortegón Pacheco, secretario de Salud estatal, dijo que son potencialmente evitables, y la mayor parte de estos ocurren en el hogar, “para prevenirlos, se recomienda a los familiares vigilar y mantener fuera de peligro al niño”, dijo. 

Mencionó que será necesaria una mayor cultura de prevención, pues a pesar de las campañas que la dependencia realiza, los padres de familia o cuidadores de los menores, aún siguen dejando a su alcance sustancias tóxicas sin la mínima precaución.

Ortegón Pacheco expresó que aunque la mortalidad infantil provocada por envenenamiento ha disminuido, sigue siendo una causa importante de demanda de atención hospitalaria.

Antonio Linares Méndez, médico familiar, expresó que durante los primeros seis meses de vida los niños dependen totalmente de los adultos para ingerir cualquier producto, por lo que señaló que los envenenamientos en menores se deben al mal uso de dosis en medicamentos.

Dijo que a partir de los dos años a los niños por naturaleza les gusta explorar el medio, y la curiosidad lo rebasa sin medir los riesgos, y que la supervisión del adulto es la garantía de un ambiente seguro.

Linares Méndez mencionó que aunque en la edad preescolar se encuentran en condiciones de distinguir por medio de símbolos las sustancias peligrosas, no se debe subestimar y, por el contrario, se deberá continuar con la prevención, pues es la mejor herramienta para los padres de familia.

Además de los medicamentos, insecticidas, plaguicidas, raticidas, ácidos, también el gas de uso doméstico y el uso de carbón (monóxido de carbono) son un riesgo de envenenamiento, pues en lugares con espacios pequeños y escasa ventilación facilita la intoxicación.

El secretario de salud estatal recomendó mantener alejadas estas sustancias, en recipientes que los niños no puedan abrir, en lugares fuera de su alcance y, sobre todo, evitar los recipientes con colores o dibujos llamativos, ya que esto pueda alimentar la curiosidad del menor y aumentar con ello el riesgo.

Los productos químicos se deben mantener en un mueble o cajón cerrado con llave, fuera del alcance de los niños.

Los síntomas pueden variar de acuerdo con el veneno o tóxico ingerido, y va desde dolor de cabeza, dolor abdominal, labios azulados, confusión, tos, dificultad respiratoria, visión doble, náuseas, vómitos, crisis epilépticas, debilidad y pérdida del conocimiento, entre otras.

Entre los productos comunes que podrían afectar seriamente a un niño en caso de ingestión se incluyen: los desinfectantes para baños y cocinas, blanqueadores, productos de limpieza o mantenimiento del hogar como limpiadores de caño, pinturas o pegamento; productos para automóviles almacenados en la casa como anticongelantes o líquido para lavar parabrisas; medicamentos, cosméticos para el cabello y las uñas; aerosoles y productos para cucarachas, repelente de insectos; venenos para ratas y otros roedores; shampoo antipulgas o garrapatas, polvos y baños desinfectantes para mascotas y productos químicos para piscinas, entre otros.

Por ello es importante que escuelas, maestros, padres de familia, autoridades sanitarias, bomberos, laboratorios, fabricantes de sustancias tóxicas, medios de comunicación, voluntarios, y asociaciones civiles hagan un trabajo conjunto para prevenir estos accidentes que pueden causar la muerte a un menor.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios