12 de Diciembre de 2017

Chetumal

Las amas de casa... ¡alzan la voz!

Las mujeres que viven en algunas comunidades pidieron apoyos para mejorar su economía.

Lo único que estas mujeres quieren, son programas para poder ganarse el sustento diario. (Javier Ortiz/SIPSE).
Lo único que estas mujeres quieren, son programas para poder ganarse el sustento diario. (Javier Ortiz/SIPSE).
Compartir en Facebook Las amas de casa... ¡alzan la voz!Compartir en Twiiter Las amas de casa... ¡alzan la voz!

Javier Ortiz/SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- Amas de casa de diferentes comunidades rurales del municipio de Bacalar, pidieron ser tomadas en cuenta en programas que les ayude a coadyuvar en su economía familiar, tales como hortalizas y cría de animales de traspatio.

Amalia Guzmán Torres, quien habita en la localidad de Melchor Ocampo, indicó que están en condiciones de colaborar con su esfuerzo para mejorar la economía de sus familias, a través de la crianza de animales de traspatio y producción de hortalizas.

También te puede interesar: ¡Entérate! Plantearán soluciones forestales.

Dijo que no cuentan con las simientes necesarias para hacerlo. “La cosecha incierta de maíz y frijol de los últimos dos años, ha empeorado la economía de nuestras familias que se tienen que desintegrar para subsistir, a pesar que como amas de casa estamos dispuestas a trabajar para aminorar esta situación”, enfatizó.

Indicó que dos de sus hijos y su esposo, se han visto en la necesidad de trasladarse a Cancún para emplearse en la construcción y hotelería, pues tienen necesidad de alimentar al resto de la familia que son dos pequeñas de ocho y 11 once años de edad.

Confió que en la medida de sus posibilidades ha conseguido semillas para crear un huerto de hortalizas, las cuales lleva a vender hasta la cabecera municipal; sin embargo, sus ganancias son mínimas por la poca cantidad que produce.

Rosa Isela Dzul Hu, todos los días sale a las calles de Bacalar a vender verduras en su triciclo, las cuales produce en una improvisada hortaliza que construyó en su traspatio, aunque una parte de su mercancía la adquiere a menor precio con los productores guatemaltecos.

Dijo que sus ganancias le sirven para cubrir sus necesidades básicas como alimentación y medicamentos, pues padece asma y a sus 70 años de edad, sufre de reumatismo, por lo que constantemente requiere varios medicamentos.

Lamentó que no existan programas dirigidos a la producción de las mujeres trabajadoras, “para que podamos participar en algún programa del campo, tenemos que afiliarnos y cubrir una serie de requisitos, cuando lo único que queremos, es un empujoncito para ganarnos el sustento diario”, dijo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios