11 de Diciembre de 2017

Quintana Roo

“El Diablo” trabajaba para el Cártel del Golfo: víctima

Casique Fernández trabajaba para el Cártel del Golfo y extorsionaba a una empresaria.

Casique Fernández fue ejecutado el pasado jueves en un restaurante que se ubica en la entrada a Bonfil. (Redacción)
Casique Fernández fue ejecutado el pasado jueves en un restaurante que se ubica en la entrada a Bonfil. (Redacción)
Compartir en Facebook “El Diablo” trabajaba para el Cártel del Golfo: víctimaCompartir en Twiiter “El Diablo” trabajaba para el Cártel del Golfo: víctima

Redacción
CANCÚN, Q. Roo.- Héctor Manuel Casique Fernández, alias “El Diablo”, cuando salió del Centro de Reinserción Social (Cereso) volvió a las andadas, fuentes de la Policía Ministerial revelaron que éste empezó a cobrar derecho de piso para el Cártel del Golfo.

En 2016, los jefes policíacos de la entonces Policía Judicial del Estado (PJE), ahora Policía Ministerial, se entrevistaron con una empresaria restaurantera, quien les informó que estaba siendo extorsionada por Casique Fernández, quien tenía pocos meses de haber obtenido su libertad.

La agraviada por el miedo no quiso denunciar formalmente, y mejor prefirió cerrar su negocio e irse de la ciudad, ante el temor de que “El Diablo” cumpliera sus amenazas.

También te puede interesar: Ejecutan a dos en un restaurante en Bonfil

En marzo de 2013, Héctor Casique fue detenido por ser el autor intelectual de la ejecución múltiple en el bar “La Sirenita”, que se ubica sobre la avenida 20 de Noviembre.

El error de la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) fue haber golpeado a Casique Fernández, por esa situación los tribunales federales e internacionales ordenaron su liberación, pero nunca se le juzgó por el crimen de siete personas, la mayoría de ellos del Sindicato de Taxistas.

El tiempo que estuvo detenido en el Centro de Reinserción Social (Cereso), en el área de Albatros, era líder del área, controlaba las visitas, solicitaba dinero a los familiares de los detenidos para no golpearlos.

Además tenía privilegios, como un área para él solo, aire acondicionado, decidía quien fumaba marihuana, comía lo que él quisiera.

Después de su salida, en septiembre del año pasado, volvió a las andadas, reagrupó su grupo delictivo, empezó a extorsionar, a pelear el control de la droga en distintos puntos de la ciudad.

Casique Fernández era visto circular regularmente en un vehículo Jetta, en la entrada principal de la delegación de Alfredo V. Bonfil.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios