17 de Octubre de 2019

Opinión QRoo

Gasolina al fuego

Las redes sociales no perdonan los errores. No importa quién los cometa...

Compartir en Facebook Gasolina al fuegoCompartir en Twiiter Gasolina al fuego

Las redes sociales no perdonan los errores. No importa quién los cometa, tienen como consecuencia positiva la retroalimentación, y del lado negativo, la denostación y la burla.

El @GobiernoMX enfrenta una situación singular que muy pocos (si no es que ninguno) ha enfrentado: los usuarios de redes sociales. Si en la administración de @EPN nos dimos cuenta que internet tiene el poder de tumbar la imagen y jamás levantarla, en la novel gestión de @lopezobrador_ se han desatado los demonios.

Gracias en buena parte a su propio proceder, la administración pública federal está en el ojo de todos los sectores sociales con las conferencias mañaneras que, paradójicamente, estaban pensadas para dar la cara a la sociedad y diferenciarse del anterior gobierno que siempre vivió en una “insana” distancia de los mexicanos.

Sin embargo, lo que tal vez no se esperaba con tanta virulencia es la sobreexplotación que hoy día tiene la figura del presidente y su administración. Con el grave problema de distribución y desabasto de combustible, producto de una muy necesaria (pero mal planeada) medida contra el robo de hidrocarburo; el @GobiernoMX ha echado mano de cuanto recurso tiene para tratar de calmar los ánimos y protestas ciudadanas, al grado de prácticamente dar una razón distinta en cada jornada.

Esta situación ahonda el problema de polarización que vive el mundo digital desde la campaña electoral. En redes sociales se desviven los tweets y publicaciones tratando de defender o descalificar las medidas tomadas por el presidente AMLO para este particular tema del huachicoleo, con triste sino es que nulos resultados, pues hoy en día las redes no están para informar verazmente y de primera mano, sino para señalar al contrario.

Nos disculpara el detentador de la honestidad valiente, pero es innegable que su actuar previo a la toma del poder el 1 de diciembre, ha sido todos menos unificadora. Si algo ha hecho @lopezobrador_ desde el 2 de julio es alimentar el odio de sus enemigos y la incredulidad de los millones de mexicanos que no sufragaron en su favor.

El 2019 inicia mal en término de tolerancia, respeto y comunicación entre la imagen digital del gobierno y los usuarios de redes sociales. Si con el trágico accidente en el que murió la gobernadora de Puebla se creó un halo de “sospechosismo”, ahora con la virulencia creada con el combate al huachicoleo los tweets y publicaciones se desataron, pero no para informar, sino para justificar y señalar a quien no piense lo contrario.

Cierto, esta situación no es nueva, pero parecer que desde @GobiernoMX aún no captan que les guste o no, representan a todos los mexicanos, que la campaña terminó y ahora más que en ningún momento de la historia, el país necesita de unidad para jalar parejo en un escenario adverso tanto económico como ideológico, donde parecer que sólo los extremos (Brasil y Venezuela) son la mágica solución a un problema que nadie entiende.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name