18 de Junio de 2018

Chetumal

Negligencia de Óscar Álvarez en la Sema

Basura fuera del relleno deja filtración de lixiviados al subsuelo.

Quedó rebasada la capacidad de la celda del supuesto relleno sanitario. (Ángel Castilla/SIPSE)
Quedó rebasada la capacidad de la celda del supuesto relleno sanitario. (Ángel Castilla/SIPSE)
Compartir en Facebook Negligencia de Óscar Álvarez en la SemaCompartir en Twiiter Negligencia de Óscar Álvarez en la Sema

Ángel Castilla/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Dos mil 300 toneladas de basura a la semana son tiradas fuera de la celda del basurero capitalino sin que la Subsecretaría de Protección Ambiental y Planeación Técnica de la Sema tome cartas al respecto.

La capacidad de la celda del supuesto relleno sanitario de la capital ha sido rebasada, a tal grado que los camiones recolectores desechan las toneladas de basura fuera de ella, lo que ocasiona la filtración de lixiviados al subsuelo, ante la inoperancia de Óscar Álvarez Gil, subsecretario de Protección Ambiental y Planeación Técnica de la Secretaría de Medio Ambiente (Sema) en el estado.

También te puede interesar: Aseguran que el relleno sanitario de Tulum está en regla

El subsecretario dijo que es imposible cuantificar las toneladas de residuos sólidos que existen en el lugar debido a que no se puede acceder por el tiradero que se ha hecho fuera de la celda de aproximadamente cinco hectáreas, pero definitivamente los lixiviados están contaminando.

“El relleno sanitario está en muy malas condiciones porque el equipamiento que ha tenido y la operación ha sido deficiente, tenemos necesidades graves, urge poder intervenir a tiempo antes que se generen contingencias ambientales, que pasen a ser contingencias de salud e incluso sociales, necesitamos tener tecnologías adecuadas”.

Reconoció que la Sema no cuenta con un plan emergente para atender el problema a corto plazo con el pretexto del litigio con la empresa ‘Intrasiso’, originaria de Saltillo, Coahuila, concesionaria del relleno sanitario por 30 años, a la que en julio de 2015, la administración municipal de Eduardo Espinosa Abuxapqui decidió rescindir el contrato.

Álvarez Gil, expuso que una posible solución podría ser la reparación de maquinaria para poder juntar la basura y llevarla a la celda, para lo que se requiere aproximadamente de 60 mil a 90 mil pesos, pero, no se cuenta con este recurso, por lo que no existe fecha precisa para iniciar con la labor de recolección y por consiguiente minimizar la contaminación.

A escasos 250 metros del tiradero a cielo abierto se encuentran las unidades habitacionales Américas III y IV, donde habitan aproximadamente 800 personas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios