21 de Enero de 2018

Quintana Roo

‘El Niño Dios fue un regalo, no se debe de comprar’ (Video)

Las familias cancunenses desembolsan en promedio 300 pesos para vestirlo.

Compartir en Facebook ‘El Niño Dios fue un regalo, no se debe de comprar’ (Video)Compartir en Twiiter ‘El Niño Dios fue un regalo, no se debe de comprar’ (Video)

Stephani Blanco/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La tradición mexicana de vestir al Niño Dios que se celebra cada 2 de febrero en el Día de la Calendaría, ha llevado a que las familias desembolsen en promedio 300 pesos. 

Rosa Rodríguez, desde hace 15 años, sigue la tradición que inició su familia, aunque es originaria del Distrito Federal buscó en Cancún un sitio para vestirlos, y no sólo es vestirlos sino lo llevan a la iglesia y así se queda hasta noviembre cuando se desviste para ponerlo en el nacimiento. 

También te puede interesar: Invitan a degustar ricos tamales en Las Palapas de Cancún

La vestimenta queda a la elección aunque en la primera vez se viste de blanco como cuando se bautiza a un recién nacido, en su caso ha comprado vestimenta de la abundancia, la salud y del niño doctor. 

“Esta ocasión me gasté 350 pesos y el Niño Dios fue un regalo, según así es la tradición, no se debe de comprar, y se arrulla el 24 de diciembre  y antes de levantarlo del nacimiento se reza”, explicó. 

Uno de los sitios tradicionales para seguir la costumbre es el Mercado 23, en el que hasta el lunes habrá puestos que ofrezcan el servicio, y de manera diaria están vistiendo hasta 30. 

Angélica Núñez es una de las que tiene un negocio, y cada año se instala para seguir la tradición, aunque tienen una fábrica para hacer la vestimenta también va a la Ciudad de México para conseguir accesorios como las sillas, e incluso algunos trajes bordados. 

“Cada niño tiene un significado y en lo personal me ha hecho bien vestirlos ya  me hicieron el milagro para que pudiera embarazarme, yo le pedía a los niños para que me lo concedieran, ya que iba a nacer antes de tiempo y ahora mi hija tiene 12 años”, mencionó. 

Aunque el costo promedio es de 300 pesos, hay vestimenta por tamaño del niño que va desde los 50 pesos hasta arriba de 500 pesos. 

En la Candelaria además se acostumbra comer tamales y los negocios ya se preparan para la venta de estos. 

(Fotos y video: Karim Moisés)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios