25 de Septiembre de 2018

Chetumal

Continúa discriminación laboral a mujeres en Q.Roo

Son 22 mil la féminas en edad productiva que no reciben el mérito económico al desenvolverse en el ámbito laboral.

Se estima que el 75.4% de las mujeres productivas en Quintana Roo han sido víctimas de discriminación laboral en alguna ocasión. (Harold Alcocer/SIPSE)
Se estima que el 75.4% de las mujeres productivas en Quintana Roo han sido víctimas de discriminación laboral en alguna ocasión. (Harold Alcocer/SIPSE)
Compartir en Facebook Continúa discriminación laboral a mujeres en Q.Roo Compartir en Twiiter Continúa discriminación laboral a mujeres en Q.Roo

Enrique Mena/SIPSE
CHETUMAL, Q.Roo.- En Quintana Roo, son 22 mil mujeres en edad productiva, del rango de 25 años de edad, que no reciben el mérito económico al desenvolverse en el ámbito laboral aún contando con educación de nivel profesional, licenciatura o maestría. Estudios comparativos realizados por El Barzón, demuestran que madres solteras ejecutan jornadas laborales de 14 horas al día con capacidad de sueño de hasta cuatro horas y las seis horas restantes las ocupan para el cuidado de su familia; estatus de frustración contra felicidad es lo que viven, afirma la presidenta del organismo a nivel estatal y del Consejo Ciudadano, Carmen Patricia Palma Olvera.

El entorno social, laboral y cultural ha desprestigiado la importancia del papel que el sexo femenino representa; el “machismo”, que continúa en evidencia en la actualidad, es el factor determinante para que la nulificación a ocupar cargos de primer nivel se genere. Casi siempre, las mujeres están bajo las ordenes de su jefe, hombre.

El estudio al que hace referencia Patricia Palma Olvera, sienta sus bases en las del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi) en su edición 2010. Estiman que 72% de los profesionistas de este género, cuida un salario quincenal de tres mil 800 pesos, siete mil 600 mensuales, promedio. El ser poseedora de una Licenciatura, previo estudios por un período de cinco años, Maestría o postgrado, no avala el mejoramiento de su calidad de vida, considera.

El 72% de las mujeres productivas en el estado, de un universo total de 22 mil que establece el Inegi, se exponen a este escenario, el estatus emocional de felicidad advierte descenso; es decir, que las mujeres han disminuido su satisfacción al momento de ejercer su trabajo y muestran mayor índice de frustración cuando lo practican.

El terrorismo o acoso laboral se acentúa en mayor grado en el género femenino; en muchas ocasiones la denuncia les cuesta la pérdida de la fuente de ingresos. En Quintana Roo, solamente mil 540 mujeres, (7%) de este universo, tienen puestos de segundo nivel.

Son cuatro mil 70 mujeres productivas que se mantienen en séptimo plano laboral, no son jefas de departamento, directoras o puesto de mando, sino que están bajo las órdenes de un jefe del sexo masculino y por debajo de la escala salarial y toma de decisiones.

Las mujeres, aunque tengamos una preparación profesional suficiente para competir con la parte masculina, no lo logramos, más bien sacamos el trabajo del jefe varón, dijo.

El disponer de seis horas al día para el cuidado de los hijos, por ejemplo, ocasiona que se pongan al cuidado de personas no aptas; casos concretos en Chetumal, donde la violencia o maltrato se genera en estancias infantiles son evidentes. Todo ello con tal de salir a ganar el pan de cada día, muchas veces de apenas el salario mínimo de 61.38 pesos, dice.

Tan solo el Instituto Quintanarroense de la Mujer (IQM) registró, en el año 2012,  siete casos de discriminación laboral en Chetumal. La secretaría del Trabajo y Previsión Social (STyPS) estima que 75.4% de las mujeres productivas en Quintana Roo lo han sufrido alguna vez.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios