Prohibir venta de comida chatarra y refrescos no reduce obesidad infantil: empresarios de Cancún

Cámaras comerciales piden al Congreso no caer en medidas restrictivas y mejor educar a los ciudadanos.

|
(Paola Chiomante)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Los integrantes de diversas organizaciones empresariales señalaron que la prohibición de la venta de comida chatarra y refrescos a menores de edad en Quintana Roo no ayudará a reducir la obesidad infantil en el estado, por lo que se pidió al Congreso a no caer en medidas restrictivas.

Shirley Almaguer, presidente del sector de bebidas y tabaco de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) explicó que la prohibición o la imposición de impuestos no ha detenido el consumo de otros productos como el tabaco o incluso las drogas, por lo que pidió fortalecer la educación de los ciudadanos para que estén mejor informados sobre las consecuencias de una mala alimentación.

“Son muy loables todas las acciones que se hagan por mejorar las condiciones de salud, pero vale la pena considerar que las medidas realmente tengan un efecto para lo que queremos conseguir, que en este caso es la salud de los niños”, dijo.

Temen que tiendas de abarrotes sean blanco de extorsión en las inspecciones

Asimismo, indicó que las prohibiciones pueden fomentar que los pequeños comercios sean blancos de nuevas extorsiones por parte de los inspectores gubernamentales.

“Estamos creando que a lo mejor supervisores o representantes puedan llegar a decirles cosas como ‘supimos de’ o ‘tenemos una queja que usted vendió producto procesado a un niño’ entonces estamos creando un nuevo mercado para ellos y lo mismo va a pasar con los restaurantes e incluso a las familias”, dijo.

Quintana Roo: segundo a nivel nacional en obesidad infantil y juvenil

Quintana Roo es el segundo estado con mayor índice de obesidad infantil y juvenil en el país, sólo por debajo de Veracruz, reveló la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) 2018.

De acuerdo con la encuesta, el 22.8%, alrededor de 73 mil 487 de los 334 mil 034 jóvenes y adolescentes entre 12 y 19 años, tienen una acumulación anormal o excesiva de grasa.

Los resultados arrojaron que esta población tiene un bajo consumo de verduras y frutas, sólo dos de cada diez integran estos productos a su dieta diaria; mientras que más de la mitad ingieren en exceso botanas, dulces y postres, así como cereales con alto contenido de azúcar y comida rápida, entre los que se encuentran los antojitos mexicanos.

Algunas de las cámaras participantes en este primer foro sobre las reformas a la Ley de Fomento para la Nutrición y el Combate al Sobrepeso, Obesidad y Trastornos de la Conducta Alimentaria, fueron la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), la Asociación de Hoteles de Cancún, Puerto Morelos e Isla Mujeres, la Asociación de Hoteles de la Riviera Maya, entre otras.

 

Cargando siguiente noticia