19 de Febrero de 2018

Quintana Roo

Oficio de relojero se mantiene a flote en Cancún

Las reparaciones de un reloj van desde los 25 hasta los 350 pesos.

Los relojes con motores de resorte cuando se descomponen son difíciles de reparar. (Victoria González/SIPSE)
Los relojes con motores de resorte cuando se descomponen son difíciles de reparar. (Victoria González/SIPSE)
Compartir en Facebook Oficio de relojero se mantiene a flote en CancúnCompartir en Twiiter Oficio de relojero se mantiene a flote en Cancún

Francisco Naranjo/SIPSE
CANCÚN, Q. ROO.- El oficio de relojero es un negocio que se mantiene en Cancún, en el primer cuadro de la ciudad hay alrededor de siete talleres, cada uno compone entre 30 y 40 relojes al mes.

“Todavía viene gente que le gusta usarlos, ya que los pueden combinar con sus trajes o porque tienen una carga sentimental”, comentó Miguel Ortiz, relojero desde hace 10 años.

Algunas de las reparaciones que más se realizan son el mantenimiento a los relojes automáticos que también son mecánicos, y el cambio de batería para los que son de cuarzo.

Las marcas que más componen son Citizen, Fossil, Casio y Nivada.

Las reparaciones de un reloj van desde los 25 pesos que se cobra por el cambio de pila o compostura de correa hasta los 350 pesos que son por la compostura de la máquina principal, que es de las piezas que más trabajo cuesta arreglar.

“Me han comentado que algunas empresas exigen el reloj, pues no dejan que sus empleados estén con el celular porque en horas de trabajo se ponen a jugar con el internet”, dijo Miguel N.

“Me han comentado que algunas empresas exigen el reloj, pues no dejan que sus empleados estén con el celular porque en horas de trabajo se ponen a jugar con el internet”

La restauración más compleja es cuando una de las piezas internas está dañada, pues se tiene que pedir la pieza en Mérida o al Distrito Federal, debido a que a veces no se encuentra en Cancún.

Herramientas básicos

Para reparar los diferentes tipos de relojes se necesitan instrumentos como la navaja para abrir tapas, desarmadores de diferentes puntas, pinzas, alicate, lupa, silicón, etcétera.

La duración que tiene depende de la complejidad del problema, puede durar de media hora hasta una semana.

Los que más lleva la gente a arreglar son los de caballero y los que menos reciben son los de cuerda y los de pared.

Componen relojes

Una de las razones por las que los relojes de salón ya casi no se reparan, es porque utilizan un motor de resorte que cuando se descompone es muy difícil de encontrar.

“Hay muchas personas que se emocionan cuando les entregamos el reloj compuesto, pues pensaban que ya no tendría compostura por los años que los habían tenido sin reparar”, manifestó Francisco N, relojero desde hace cinco años.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios