24 de Mayo de 2018

Chetumal

¿Sabes si estás siendo víctima de violencia de género?

El Instituto Quintanarroense de la Mujer capacitó a empleados sobre el respeto a los derechos humanos de las mujeres.

Más de 50 empleados del amebotelladora Bepensa participaron en la capacitación. (Redacción/SIPSE)
Más de 50 empleados del amebotelladora Bepensa participaron en la capacitación. (Redacción/SIPSE)
Compartir en Facebook ¿Sabes si estás siendo víctima de violencia de género?Compartir en Twiiter ¿Sabes si estás siendo víctima de violencia de género?

Redacción/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- El Instituto Quintanarroense de la Mujer capacitó a más de 50 empleados de la embotelladora Bepensa S.A. de C.V., sobre el tema “Herramientas para Desactivar la Violencia”, quienes asumieron el compromiso  de impulsar desde sus hogares y su centro laboral, una cultura de respeto a los derechos humanos de las mujeres, informó un boletín.

Activismo contra la violecia de género

En el marco de los “16 Días de Activismo contra la Violencia de Género”, y con la entusiasta participación de empleados operativos y administrativos de la empresa privada, profesionistas en materia de derecho, trabajo social y psicología adscritos al IQM, impartieron el curso de capacitación a través del cual explicaron las diversas manifestaciones de la violencia contra las mujeres y la necesidad de reconocer la problemática; pero sobre todo, la forma en que se debe actuar para eliminarla.

En este sentido se explicó a detalle los tipos de violencia que pueden desatarse en prejuicio de una mujer: psicológica, sexual, física, económica, patrimonial, moral y obstétrica.

Fases de la violencia

De igual forma, se advirtió sobre el ciclo de la violencia que se desarrolla en tres fases: en la primera, aumenta la tensión, la víctima intenta calmar al abusador y adelantarse a todo lo que lo ella  pueda desear.

En la segunda, predomina la agresión, aquí la tensión acumulada causa abusos verbales, ataques físicos o sexuales violentos. En la tercera, fase de reconciliación o luna de miel,  el agresor usa mecanismos de defensa como culpar a los demás o minimizar la violencia.

En muchas ocasiones la violencia que se ejerce contra las mujeres se manifiesta disfrazada, bajo la apariencia, por parte del agresor, de actitudes de cuidados,  protección y trato amoroso. Así como conductas restrictivas y controladoras que van coartando su autonomía, y la llevan a condiciones de dependencia y aislamiento.

De ahí la importancia de que la víctima reconozca que está viviendo violencia. Una vez que se detecta, es indispensable buscar  información, orientación  y asesoría especializada.

El siguiente paso es denunciar, ya que la violencia se agrava progresivamente con el paso del tiempo, y aunque se trate de una decisión difícil, es necesario hacerlo, puesto que las agresiones pueden causar la muerte.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios