22 de Septiembre de 2018

Riviera Maya

Olvidan la valerosa gesta de los mayas en Felipe Carrillo Puerto

Sigue viva la Guerra de Castas entre dignatarios indígenas en el sur del estado.

Dignatarios mayas durante su reunión en el municipio. (Manuel Salazar/SIPSE)
Dignatarios mayas durante su reunión en el municipio. (Manuel Salazar/SIPSE)
Compartir en Facebook Olvidan la valerosa gesta de los mayas en Felipe Carrillo PuertoCompartir en Twiiter Olvidan la valerosa gesta de los mayas en Felipe Carrillo Puerto

 

Manuel Salazar/SIPSE
FELIPE CARRILLO PUERTO, Q. Roo.- Resultado de la llamada “Guerras de Castas”, iniciada en 1847 por el deseo de los indígenas para sacudirse del yugo de sus explotadores, el Santuario de la Cruz Parlante, ubicado en lo que hoy es Felipe Carrillo Puerto, mantiene su categoría de centro político y militar de los indígenas, que utilizan ese sitio para profesar una fe, mezcla de la evangelización y el culto a las deidades.
 
Todo el rencor acumulado en más de tres siglos de explotación colonial, estalló en Tepich hace más de 150 años, la noche del 30 de julio de 1847. 
 
Los últimos disparos de la batalla entre los combatientes mayas y los españoles se escucharon en la comunidad de Dzulá una mañana de abril de 1933. 
 
Mario Chan Collí, cronista vitalicio de Felipe Carrillo Puerto, lamentó que en el ayuntamiento no hayan contado con la sensibilidad para organizar un festejo con motivo de esa importante fecha cívica en el calendario, no sólo del municipio sino de Quintana Roo, pues se trata de un referente de la historia propia de cada uno de los que habitamos en esta región.
 
“Aquí un recuento de esa historia y la fecha pasaron prácticamente desapercibidos para las autoridades municipales, que no llevaron a cabo eventos de relevancia en Tepich y Tihosuco, cuna de esa rebelión indígena”, explicó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios