15 de Noviembre de 2018

Chetumal

Trasladan a Gaby a cirugía, se quemó cuando era bebé

La niña de nueve años de edad, sufrió quemaduras debido a violencia doméstica.

Gaby será operada en la Ciudad de México con el objetivo de devolverle la movilidad en los dedos de las manos. (Ángel Castilla/SIPSE)
Gaby será operada en la Ciudad de México con el objetivo de devolverle la movilidad en los dedos de las manos. (Ángel Castilla/SIPSE)
Compartir en Facebook Trasladan a Gaby a cirugía, se quemó cuando era bebéCompartir en Twiiter Trasladan a Gaby a cirugía, se quemó cuando era bebé

Paloma Wong/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- La Fundación Michou y Mau en Quintana Roo tiene nueve niños en el programa de secuelas, de los 49 infantes que han captado desde el 2013, algunos por quemaduras por escaldaduras o explosivos. 

Esta mañana, viajó a la Ciudad de México Gaby, una niña de nueve años de edad, pues fue candidata a una cirugía de manos, que le ayudará a liberar sus dedos de parte de las cicatrices que tiene, ya que estas no le permiten tener movimiento. 

La niña estuvo en la segunda semana de marzo en el hospital Shriners en Galveston, Texas, para su valoración médica, con la finalidad de recuperarse de las quemaduras en su cuerpo, que le fueron ocasionadas mientras era una bebé, por violencia doméstica. 

También te puede interesar: A los dos años se quemó con agua hirviendo; la llevan a Texas 

“Le van a operar sus manitas, para ella es la primera cirugía luego de que nos buscaron para su apoyo. Se le puede decir que es liberación de cicatrices, entonces como está muy lastimada eso no le permite tener movilidad en sus deditos”, explicó Roxana Martínez Torres, vocal de la Fundación en el estado. 

Así como ella, hay nueve menores de edad en el área de secuelas, seis son atendidos en una clínica de México con la que la Fundación tiene convenio, y los otros lesionados son enviados a Galveston, Texas

Actualmente la Fundación mantiene un registro de apoyo de 49 menores de edad, cuatro de estos reportados en el primer cuatrimestre del año, pues hasta la fecha la Fundación no ha recibido nuevos casos de niños quemados. 

Del total de menores atendidos, el más pequeño tiene dos años, mientras que el mayor ya cumplió los 18 años de edad, pero su atención será hasta los 22.  

Temporada de mayor riesgo

Martínez Torres dijo que la mayoría de los casos que reciben son en la época de frío, porque los menores de edad son descuidados por sus padres de familia, o en su caso por jugar sin las medidas preventivas, ya que son consecuencia de quemaduras por agua caliente y por jugar explosivos.

“Cuando es época de frío se disparan los casos, porque calientan agua para bañar a los niños y juegan cohetes”, puntualizó. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios