11 de Diciembre de 2018

Opinión QRoo

Refinanciamientos: cero y van dos

Dos de los municipios quintanarroenses que se encuentran en la lista negra de los más endeudados

Compartir en Facebook Refinanciamientos: cero y van dosCompartir en Twiiter Refinanciamientos: cero y van dos

Dos de los municipios quintanarroenses que se encuentran en la lista negra de los más endeudados del país, Cozumel y Benito Juárez, aprobaron sendos “refinanciamientos” de su lapidaria deuda pública con la finalidad, dicen sus alcaldes, de ahorrarse muchos millones de pesos al bajar las tasas de interés de los créditos actuales.

El primero en recurrir al camino del refinanciamiento fue el cozumeleño Pedro Joaquín Delbouis, quien informó hace un par de días en la quinta sesión de Cabildo que ya se firmó el contrato con Banobras para obtener un crédito por 434.9 millones de pesos con una sobretasa de 1.5% sobre la tasa TIIE, una gran mejora en comparación a la sobretasa del 5.56% que pagaba el gobierno de Perla Tun.

Ni tarda ni perezosa siguió los pasos del cozumeleño la alcaldesa morena de Cancún, Mara Lezama Espinosa, que esta semana obtuvo la aprobación de su Cabildo para adquirir un crédito por 1,348 millones 750 mil pesos con la finalidad de buscar la reducción de la sobretasa actual que paga el Ayuntamiento, que es de un competitivo 1.8% sobre la tasa TIIE.

Ambos alcaldes presentaron argumentos sólidos, pero aún así la firma de estos multimillonarios créditos no deja de causar escozor en los habitantes de esos municipios que ya han sido engañados muchas veces con el mismo pretexto.

Porque aunque los presidentes municipales en turno insistan en que pagar deuda con nueva deuda representa un ahorro a largo plazo, lo cierto es que también existe un interés cortoplacista de resolver problemas inmediatos, ya que los nuevos créditos son superiores al monto total de la deuda.

Por ejemplo, en el caso de Cozumel, según datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), la deuda total asciende a poco más de 423 millones de pesos, por lo que el nuevo crédito añade a la deuda 12 millones de pesos adicionales, lo que ya había sido contemplado desde el principio por el Cabildo.

Pero en Cancún el margen de diferencia es mucho mayor, ya que la SHCP reporta que Benito Juárez tiene pasivos a mediano y largo plazo por mil 141.5 millones de pesos, por lo que el nuevo crédito solicitado por Mara Lezama adiciona casi 247 millones, lo que no es poca cosa.

En Cozumel, aún con ese monto adicional las cuentas salen bien siempre y cuando se cumpla en utilizar esos recursos para amortizar la deuda heredada, pero en Cancún el ahorro prometido no compensa el abultado crecimiento de la deuda; algo no cuadra.

Mara Lezama debe explicar con total transparencia y con manzanitas de ser necesario por qué está solicitando esa cantidad, cómo será utilizada y cuáles serán los beneficios antes de que el Congreso local palomee su solicitud, en un ejercicio de responsabilidad acorde a los principios de su partido.

Cero y van dos, pero no serán los únicos, ya que los equipos de Laura Beristáin (Solidaridad) y Hernán Pastrana (Othón P. Blanco), alcaldes morenos de los otros dos municipios megaendeudados de Quintana Roo, alistan también sus peticiones de “refinanciamiento” para 2019 en caso de no recibir el apoyo monetario que esperan de Andrés Manuel López Obrador.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios