19 de Septiembre de 2018

Opinión QRoo

Están receptivos

Históricamente la familia ha sido la unión básica de la sociedad basada en un hombre y una mujer.

Compartir en Facebook Están receptivosCompartir en Twiiter Están receptivos

Históricamente la familia ha sido la unión básica de la sociedad basada en un hombre y una mujer que se ocupan de su o sus hijos. Aunque en las familias puede faltar el padre o la madre debido al abandono, la muerte o el divorcio, se les puede seguir llamando una familia. Fracturada, pero familia al fin. Un hombre y una mujer como base de la familia, no sólo porque resulta lo más conveniente para el crecimiento sano de la sociedad, sino porque la procreación de los hijos está determinada por el papel que deben jugar uno y otro sexo. El crecimiento sano de los hijos en el aspecto mental requiere de un padre y una madre, y ese equilibrio entre hombre y mujer hace más difícil que alguno de ellos abuse del niño. Es la ley natural, y ése ha sido el ideal de cada cultura, sin importar sus creencias religiosas. El que una de las partes falle en el cumplimiento de sus obligaciones no anula éste como el concepto que ha sido el ideal aun en las culturas primitivas.

Siempre ha habido fallas en toda relación familiar, pero en general podía decirse que cuando esta estructura era fuerte, la sociedad en sí era fuerte. Sin embargo, con la decadencia familiar viene la decadencia de las sociedades. El núcleo familiar ha sido afectado debido a muchos factores, y los resultados ya se palpan: incremento de robos, corrupción, depravación sexual, asesinatos y otras conductas delictivas cuyas consecuencias están a la vista. Por ello resulta incongruente, que, en vez de trabajar para fortalecer el vínculo familiar tradicional, se pretenda experimentar fomentando nuevas formas de familia en aras de una tolerancia mal entendida. Una tolerancia hacia uniones a base de hombre con hombre y mujer con mujer. No podemos darnos ese lujo. Lo que está en riesgo es la sociedad mundial, porque la decadencia moral no es privativa de un país, cultura, etnia o creencia alguna. En todo el mundo están receptivos hacia formas matrimoniales que acelerarán la caída.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios