16 de Noviembre de 2018

Opinión QRoo

División morena

Los candidatos de Morena en la contienda lucen desarticulados en la campaña.

Compartir en Facebook División morenaCompartir en Twiiter División morena

Desarticulados por los conflictos internos y el pago de cuotas políticas a diversos grupos, los candidatos de Morena en la contienda lucen desarticulados en la campaña, sin un proyecto en común y promocionando sus proyectos en solitario, lo que no ha pasado desapercibido para los votantes.

Las fricciones entre los aspirantes morenos se han evidenciado en el primer mes de campañas, demostrando que no hay armonía ni unidad dentro de las huestes lopezobradoristas. El ejemplo más claro de este divisionismo se ve en los candidatos al Senado, José Luis Pech Várguez y Marybel Villegas Canché, quienes simplemente no se tragan y por ello no trabajan en equipo.

En la capital, la nominación de la líder barzonista Patricia Palma Olvera como candidata a diputada federal por el Distrito 02 no fue bien vista por el grupo del ex dirigente estatal, razón por la cual también está realizando proselitismo en solitario, aunque ocasionalmente ha sumado fuerzas con Marybel Villegas.

El mismo escenario se repite distrito por distrito. En la zona de Playa del Carmen y Cozumel, la candidata elegida por Morena, Adriana Teissier Zavala, ni siquiera se ha preocupado en hacer proselitismo a nivel de calle y se ha limitado a promocionar su imagen en las redes sociales pidiendo el voto de forma virtual.

Tan sólo en Cancún los dos candidatos a diputados federales en los distritos 03 y 04, Jesús Pool Moo y Mildred Ávila Vera, quienes son familiares políticos (cuñados), han mostrado apoyo el uno al otro, aunque ambos mantienen la lejanía con Marybel Villegas.

La desarticulación entre los candidatos de la coalición Morena-PT –dicen ellos mismos– es producto de la “pluralidad” que se vive dentro del partido de AMLO, simulación que utilizan para definir el mondongo multicolor de fuerzas políticas que resultó de sumar a los buenos, los malos y los peores.

Y las cosas se pondrán peor en el arranque de las campañas de los candidatos a las alcaldías, pues varios de los ungidos por Morena tienen impugnaciones en contra interpuestas por correligionarios descontentos. El enemigo lo tienen dentro.

Ya veremos si las cosas cambian después de la primera semana de mayo, cuando todos se “unirán” para recibir a su candidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador, quien deberá propinar algunos jalones de oreja a sus candidatos quintanarroenses para que dejen las niñerías de lado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios