21 de Agosto de 2018

Opinión QRoo

¡Pura vida!

Tras una segunda vuelta que se vislumbraba compleja y muy cerrada...

Compartir en Facebook ¡Pura vida!Compartir en Twiiter ¡Pura vida!

Tras una segunda vuelta que se vislumbraba compleja y muy cerrada, los ticos se decidieron por el Alvarado del Partido Acción Ciudadana, que representaba una opción menos radical y más cercana a la conciliación. Contra todo pronóstico, no fue difícil vislumbrar al ganador poco después de cerradas las casillas: la diferencia fue de más del 20 por ciento y el Alvarado de Restauración Nacional reconoció que el resultado no le favoreció. Nadie habló ni habla de fraude.

El destino de dos hombres con ideologías opuestas, especialmente en lo que al matrimonio igualitario se refiere, fue definido por una sociedad fuerte, que respondió al llamado de las urnas.

Carlos Andrés Alvarado Quesada llegó a la Plaza de la Democracia y de la Abolición del Ejército en un autobús impulsado por hidrógeno como muestra de lo que será su política ambiental. Ahí, donde la estatua de Figueres nos recuerda que el pueblo no necesita ejército sino educación, el periodista y politólogo de 38 años de edad, juró como presidente en un evento certificado como carbono neutral.

Su llegada escribe nuevas páginas en la historia, páginas llenas de señales de cambio como las del autobús de hidrógeno de la empresa Ad Astra Rocket, propiedad del ex astronauta costarricense Franklin Chang, o las que se desprenden de un gabinete multipartidista en el que las mujeres conforman el 56 por ciento. Las señales que vio al mundo desde la bicicleta en la que llegó Carolina Hidalgo, la presidenta del Congreso, o la de la sociedad eligiendo a quien antepone el respeto a cualquier otro tema, y que no considera aberrante la unión entre personas del mismo sexo simplemente porque bajo el principio de igualdad, hombres y mujeres somos iguales frente al Estado.

Con respeto y cariño celebro la victoria de don Carlos por las señales que ha ido dejando en el camino, por el llamado a la unidad y en especial por el ejemplo de que si se quiere se puede ceder un lugar en la mesa a todas las fuerzas políticas en beneficio de la nación.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios